Escribir no es solo teclear: el verdadero proceso de escritura

15.1.16 | 0 comentarios

Si pensabas que escribir se trataba de esperar a que unas musas te echaran unos polvos mágicos (lo siento, pretendía ser chistoso...) y escupir todo lo que se te pase por la cabeza en una hoja en blanco, siento ser yo quien te lo diga, pero esto de escribir no funciona así.


Lo acabarás descubriendo por ti mismo, con una de esas terribles lecciones que te da la vida, o llegarás a un sitio maravilloso como este donde te lo cuenten.

Yo era como tú, una joven curiosa que tenía muchas ganas de escribir los disparates que tenía en la cabeza. Creí que era tan fácil como sentarme delante de mi ordenador y comenzar a darle a las teclas.


Lo único que demostré con esto es que no podía escribir más allá de unas pocas páginas. Una vez llegué a escribir más de 76.000 palabras, pero luego me di cuenta de que la historia era terriblemente mala, muchos personajes planos, demasiados clichés y la escritura en sí era terrible. Así que la abandoné y nunca la retomé (ya tuve horror para toda una vida).

Al menos, darme cuenta de eso quería decir que había mejorado como escritora. Con algunos trucos, pasé de ser una "escritora" que daba asco a algo que daba menos asco(?).


Volviendo al asunto de la historia espantosa: ¿por qué no retomarla, corregirla y mejorarla? Olvidé algunos detalles importantes de la trama y yo sola me di cuenta de que quizá debí haber hecho algo externo a la escritura en sí. Espera, espera... ¿qué acabo de pensar?, ¿es que acaso la escritura no se trataba solo de escribir?

Yo era de esas que tenía en la cabeza ese raro estereotipo de escritor que está muy lejos de la realidad. ¡Pero abrí los ojos!


Déjame decirte algo: escribir tiene todo un trabajo más allá de sentarse a teclear. La escritura es más bien un proceso que consta de varias partes, algunos autores y entendidos pueden hablar de más o menos, pero básicamente las podemos resumir en cinco (cuatro si unimos revisión y edición):

1. Planificación
2. Escritura
3. Revisión
4. Edición
5. Publicación

Da igual si vas a escribir una novela, si pretendes hacer un fanfiction o subir una historia a tu blog; si quieres hacerlo bien, tendrás que seguir los siguientes pasos:

1. Planificación

Esta es una de las partes más importantes del proceso de creación de tu escrito (hablaré de novelas, pero básicamente puede ser casi cualquier tipo de historia). La planificación tiene que servirte para poder tener un boceto de la historia que estás a punto de crear, y no solo eso, debe tener la suficiente información para no perturbar el momento en el que te sentarás a teclear tu historia.

Una buena planificación constaría de una sinopsis con la idea principal de tu historia, toda la recopilación de ideas que formarán parte de la novela, información detallada de tus personajes (fichas de personajes), un resumen o esquema de la novela con una descripción de cada capítulo o escena, e información extra necesaria para construir la novela (worldbulding, objetos importantes, investigación histórica, datos mitológicos…).

La planificación se puede desarrollar tanto que podrías saber lo que vas a escribir antes de que te sentaras a ello. ¿Imaginas las ventajas de esto? Por ejemplo, evitar bloqueos creativos o evitar fallos importantes de coherencia en tu historia.

Sin embargo, hay autores que defienden que esto mata la creatividad, a esas ideas que surgen a medida que se va avanzando en la historia. Estos autores viven enamorados de la libertad de ir descubriendo lo que sucederá y de cómo se van comportando sus personajes a medida que avanza la historia. Además, planificar consume tiempo, tiempo que podrías invertir en estar escribiendo (¡esa novela no se va a escribir en dos días!).

Si se te hace un mundo, no te pierdas mis plantillas para planificar una historia, te ayudarán con este proceso.

También lo harán mis artículos sobre planificar una historia.

Yo recomiendo planificar, te ahorra tiempo a la hora de escribir y te evita ciertas frustraciones.

2. La escritura

Esta es la parte por la que te quieres hacer llamar escritor, es donde comienzas a darle vida mediante las letras a todo aquello que has planeado y/o imaginado.

Lo que vas a crear en este paso del proceso no es una novela, ¡es un borrador!

En la escritura de tu novela (más bien, borrador), tienes que tener en cuenta que, además de contar una historia, tienes que hacerte entender. Se supone que el fin último del proceso de escritura es que alguien te lea (me da igual que al final cojas tu escrito y lo escondas en lo más profundo del cajón de tu escritorio y no lo saques jamás, piensa en que alguien lo leerá, quizá una raza alienígena que venga a visitar nuestro planeta mil años después de nuestra extinción, así que no dejes a la humanidad en ridículo (???)). Para ello tienes que escribir de la mejor forma posible, haciendo tu texto fácil de leer y consiguiendo que nada distraiga al lector, consiguiendo así que se meta en el mundo que has creado para él o ella (o para el cajón de tu escritorio).

Tranquilidad, para escribir bien hay que aprender y entrenarse, aunque creas tener un don para ello.

Ojo, que la escritura es un disparador de creatividad increíble, puede que te veas revisando tu planificación o cambiando muchas cosas que tenías pensadas inicialmente. Y otra cosa, escribir te tomará tiempo, mucho tiempo, y esfuerzo, mucho esfuerzo.


3. Revisión

Después de meses e incluso años (mira a G.R.R. Martin)... ¡has terminado tu novela de más de 100.000 palabras!

Iluso, te dije que lo que estabas escribiendo era un BORRADOR. Quizá eres un prodigio de la raza humana, pero el resto de mortales cometemos algunas faltas tipográficas e incluso ortográficas, gramaticales, sintácticas… En fin, que nos concentramos tanto en la escritura que a veces descuidamos muchas cosas, es sin querer, somos humanos y herramos (no te sientas mal escritor por ello).

Tú no quieres que alguien se ponga a leer tus textos y se sienta defraudado porque no has cuidado escribir bien.

¿Sabes lo terrible que es pagar por un libro repleto de errores? Pues es muy terrible, puede que ese lector jamás vuelva a leerte, es más, puede que hasta hable mal de ti. ¿Sabes lo terrible que es tener mala reputación como escritor? Creo que es bastante obvio...


Un texto con errores es un texto descuidado. Da mala imagen al libro y al escritor.

Así que, lo siento, sienta el culo en la silla porque no has terminado con tu novela. En este paso vas a revisar que no haya ningún error. Revisa guiones de diálogos, comillas, signos de puntuación, la ortografía, si hay fallos gramaticales, de sintaxis...

Sé muy crítico con tu texto. Obvia partes que no aporten nada a la historia, modifica personajes planos o mándalos a pastar si sobran, revisa el lenguaje que usaste... Puede que te des cuenta que debes cambiar la organización de tus capítulos o reescribir partes del borrador o cambiar casi todo...


Puedes hacerte una idea, es un paso tedioso y muy aburrido. Leer y releer, corregir, reescribir… Este paso también te tomará mucho tiempo. No desesperes.

4. Edición

La edición te puede parecer igual que la revisión, pero no. Aquí vas a corregir la novela… el borrador, dije que era un borrador, pero de una forma más técnica. Aunque si el fin de tu borrador es acabar en el fondo de un cajón, pues ya has terminado el proceso de escritura de tu novela/borrador.

Aquí pueden entrar los beta readers o lectores cero, conocidos como esos amigos y familiares a los que les vas a dar la brasa para que se lean lo que has escrito y que te den una crítica constructiva (aunque ya sabes que la confianza da asco y alguno puede que merme tu moral).

También existen profesionales para este proceso que pueden ayudarte (y no es gratis, por si pensabas que la gente trabajaba por amor al arte... je), y es bastante aconsejable usarlos, se llaman editores (aunque corregir borradores o libros no es lo único que hacen).

«¿Pero no había revisado mi novela en el paso anterior?», puede que te preguntes.

En la edición se observa el planteamiento de lo escrito, la coherencia, la lógica y cohesión entre las ideas planteadas, se analiza el estilo y el lenguaje empleado, si existe claridad y fluidez, si la historia y sus personajes funcionan y se entienden...

Es un análisis muy crítico y objetivo sobre lo que has escrito, por eso es recomendable otro par de ojos (y si es un par de ojos con conocimientos técnicos adecuados, mejor que mejor).

También puedes dejar el texto reposar durante algún tiempo y más adelante autoeditarlo tú mismo, si posees las capacidades y los conocimientos necesarios para hacerlo, aunque no es lo mismo que lo haga un profesional. Recuerda que es muy difícil ser objetivo y ver desde otra perspectiva tu propio trabajo (porque tú tienes toda la información ya en tu cabeza). Además, un profesional también puede corregir errores que no rectificaste en la revisión.

Y ahora sí, después de la edición, tu borrador se ha convertido en un manuscrito, que en verdad es lo mismo, pero esto es lo que vamos a preparar para su publicación (si es que fuera necesario hacerlo). Sí, faltarían más cosas: ilustraciones (si las tuviera), maquetación, portadas, etc.. No suspires, ¡ya dije que no era fácil! Y sí, quizá te hagan falta recurrir a más profesionales aquí (o una buena editorial que te haga todo este trabajo, pero esto ya es más difícil).

5. La publicación

En este paso preparamos nuestro manuscrito para la imprenta o para distribuirlo digitalmente.

Además de la forma tradicional de publicación (acosando editoriales para que acepten nuestras novelas), existen otras maneras de ver tus novelas publicadas como ser youtuber o tuitero famoso ejem.

Puedes presentar tu manuscrito a concursos, coeditarlo o hacerlo todo por ti mismo (autopublicación). No te desanimes, no es imposible publicar tu novela, aunque ahora te parezca toda una odisea.

Tampoco te olvides que existen varios formatos de publicación: el libro de toda la vida, el "ebook" o libro electrónico, audiolibros, libros enriquecidos... Te toca a ti (o a un profesional que lo haga por ti) preparar tu manuscrito para ser publicado en la forma o formas elegidas.

Has terminado el proceso de escribir. ¡Felicidades!

Ahora solo te queda sentir el rechazo de las editoriales y agentes, ser eliminado en los concursos, que nadie compre tu novela (aparte de tu madre y amigos cercanos a los que les estás empezando a caer un poco mal), las críticas destructivas, los gastos económicos, la locura de los shippers... ah, ¡y promocionar tu libro!


Si sueñas con ver publicado tu libro, te dejo un maravilloso manual que me llenó de motivación y me enseñó que es posible ver tu libro publicado y vivir siendo escritor.

Este es un ebook de Ana González Duque, escritora de fantasía juvenil, donde te cuenta todos los pasos que llevó a cabo para vivir de la escritura, cómo superó todas las dificultades hasta lograrlo y cómo puedes ganar dinero siendo escritor mediante una nueva forma de ser escritor: el escritor emprendedor.

Aprende cómo vivir de la esritura


¡LO QUIERO YA!

Bien, ya conoces el proceso de escribir, o al menos tienes una idea más clara. ¿Te he abierto los ojos? ¿Estás de acuerdo con este proceso o añadirías/quitarías algunos pasos? Te invito a dejar un comentario más abajo con lo que piensas al respecto o con tu propia experiencia (¡esto sí que sería genial!).

Te recomiendo...

0 comentarios

Mi blog, mi casa y mi única norma: no permito ninguna representación de odio ♥