Cómo arruinar tu historia y enfadar a tus fans

15.3.16 | 4 comentarios
tus fans te odian

No voy a hablarte sobre los típicos errores de pardillo que puedes cometer en tu novela. Sobre ese tema hay unos cuantos artículos ya, como este de Sinjania que te recomiendo leer.

Vengo a contarte cómo tratar un tema sensible de la peor forma posible puede mandar tu libro a la mierda.


Los escritores metemos a nuestros personajes en unos aprietos terribles porque somos unos seres del mal. A veces, tratamos ciertos temas delicados o ideamos una trama para dejar impactado a nuestro lector (todo el mundo conoce lo que hace G.R.R. Martin en sus historias, ¿no?).

Si eres escritor lo sabes.

Pero lo que puede pasar al final es que te ganes el odio de aquellas personas que te apoyaban: ¡tus fans!

¿Tienen los lectores/fans derecho a enfadarse con mi historia?

Todos tenemos derecho a tener opiniones, ¿verdad?

Un lector está invirtiendo su tiempo en tu historia y no hay cosa más horrible que sentir que has tirado tu tiempo a la basura. ¡El tiempo nunca se recupera!

Entonces, ¿hay que escribir intentando no enfadar a nadie, tratando de gustar a todos? No, esto es bastante difícil.

Escribir para contentar a todo el mundo es prácticamente imposible


Debes escribir lo que quieras, que para algo eres tú el dueño de tu historia, pero debes tener en cuenta que un fan enfadado es una situación en la que podrías encontrarte.

¿Qué diferencia hay entre fan y lector?

Un fan, además de tiempo (y dinero, si tienes esa suerte de vender tus libros), está invirtiendo sus ilusiones.

Un fan es muy positivo para tu historia. Le apasionará tanto tu historia que animará a más gente a conocerla (cof promoción gratis cof) y además formará parte de una comunidad sobre tu libro. Una comunidad que te apoyará, te dará feedback, hablará muy bien de tu historia, creará contenidos sobre tu historia y te motivará como escritor.

Para qué negarlo, es algo fabuloso (mientras no los decepciones).

fangirl

Conoce a tus fans

¿Qué historia quieres escribir? ¿A qué público va dirigida?

Estas son las preguntas fundamentales para construir una novela, así que un escritor ya sabe qué clase de público tendrá su historia. O debería saberlo.

Hay ciertos sectores de un público que pueden ser más sensibles y las ideas que transmite una historia pueden impactarles de una forma inesperada.

Tiene su razón de ser, aunque te cueste verlo.

Los temas "tabú"

Podrían también ser considerados como temas de especial sensibilidad.

Hay por ahí algunos asuntos delicados que se relacionan directamente con problemas reales de nuestra sociedad como lo serían el machismo, la homofobia, el racismo y otras formas de odio y rechazo, pero también eventos traumáticos (como el suicidio, las autolesiones, las violaciones o cualquier tipo de maltrato).

Son temas que hay que tratar con cierto tacto o responsabilidad.

¿Es mejor evitar los temas tabú?

Si crees que no entiendes el problema y piensas que no puedes tratar estos tema de la forma correcta, lo mejor es que los evites. Si tratas a una persona que quiere suicidarse como un caprichoso y egoísta, en vez de como alguien con un problema muy gordo que necesita ayuda, quizá debas informarte mucho mejor.

En este caso, vas a fomentar ideas muy negativas y erróneas sobre este problema y, además, tu historia tendrá menos credibilidad.

Sin embargo, es inevitable no tratar estos temas alguna vez. Si quieres escribir una historia en la Edad Media, lo más seguro es que tus personajes femeninos vayan a sufrir algún tipo de injusticia, abuso o discriminación por el hecho de ser mujer (lo triste es que posiblemente lo sufran en cualquiera de las épocas en las que escribas tu historia).

Así que, si vas a tocar uno de estos temas, infórmate bien antes. Internet te permite contactar con gente que entiende de estos temas: activistas, periodistas, bloggers

¿Debería no darle importancia a este tipo de temas u obviarlos?

No, no, NO y NO.

Nuestro mundo es muy diverso y esta diversidad no es nada negativa, en general. Si la ficción se basa, en parte, en la realidad, ¿no sería justo representar esa diversidad en la ficción?

La visibilidad de estos temas es muy positivo para todos. Presentar un personaje femenino con los problemas a los que se debe enfrentar por su condición de mujer ayuda a vencer estereotipos, a normalizar ciertas situaciones (que deberían estar ya normalizadas, pero en fin…), a dar voz a problemas que pasan desapercibidos por la mayoría, etc. Y lo mismo en cualquier otro caso.

Además, puede darle cierto realismo, profundidad y originalidad a tu historia y dar voz a situaciones reales que muchos ignoran o quieren ignorar.

Pero es un arma de doble filo:

Los 5 factores claves para ganarte el odio de tus fans

Y con todo lo expuesto, he aquí cómo puede converger todo en un fatídico final:

  1. Prometer algo que sabes que no va a pasar, sólo por buscar impacto en un giro argumental o para vender tu historia. Esto vendría siendo: jugar con las ilusiones de tus fans.
  2. Usar esas ilusiones para promocionar tu historia de forma «gratuita», pues los fans son muy apasionados y en plena era de las redes sociales lo mejor que te puede pasar es que hablen de tu historia.
  3. Que estos fans pertenezcan a un grupo oprimido que busca desesperadamente representación y la ha encontrado en tu historia. Estas circunstancias los hacen todavía más leales que los demás seguidores, les estás dando algo que es raro de encontrar para ellos.
  4. Resolver tu «giro argumental sorprendente» con un súper cliché y de forma bastante pobre. Como extra: que este giro argumental llegue a ofender a esta parte de tus fans o que los decepcione (y encima lo has resuelto de forma pobre, el efecto será mayor).
  5. Llenarte de orgullo e ignorar a estos fans a los que has ofendido, creyendo que sus reacciones son desmesuradas, como si nada hubiera pasado. Porque es sólo una historia, tampoco hay que exagerar...

Esto está basado en hechos reales, unos hechos que ocurrieron hace unos días (spoiler alert en los enlaces sobre la serie The 100).

The 100 ha sido una serie que comenzó siendo algo típico dentro de las historias juveniles, pero poco a poco ha sabido ir rompiendo estereotipos dentro de su género hasta convertirse en una de las mejores series de ciencia ficción que se emiten actualmente.

Entonces, llegó el capítulo 7 de la tercera temporada… [inserte spoiler]

the 100 go float yourself

El conflicto que ha generado en las redes sociales, durante casi dos semanas, un polémico giro argumental que recoge los 5 factores anteriores (más otros que ahora no vienen al caso), me ha hecho reflexionar sobre lo importante que es meditar las decisiones que tomamos en nuestras historias y la responsabilidad que debemos asumir.

Estás escribiendo una historia y no tienes ni idea de cómo puede impactar en otra persona. Puede que pienses que en el fondo es ficción y que la vida real es otra cosa, que no deberían tomarse las cosas tan a pecho. Bueno, eso no es del todo cierto.

Los fans pueden ser un empuje increíble para la promoción de tu historia, pero como dicen: del amor al odio hay un sólo paso.

De nada te sirve crear una protagonista femenina independiente, fuerte, etc. y decir que tu historia es muy feminista si luego la sexualizas y dejas que un personaje secundario masculino se lleve los méritos.

¿Pillas la idea?


¿Habías pensado en las consecuencias que podría tener la representación de cierto personaje en una historia? ¿Has considerado problemas que existen en la sociedad a la hora de montar una historia?

Te recomiendo...

4 comentarios

  1. Hola Jen! Muy buen artículo. La verdad es que los fans son unas criaturitas que hay que tratar con especial cuidado. Yo todavía no tengo, pero cuando llegue el momento les daré galletitas de chocolate y pastelillos. ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo principal es darles cariño, así que supongo que las galletitas de chocolate y los pastelillos servirán, al menos conmigo sí (ya tienes una fan) ^^

      Muchas gracias por pasarte y dejar un comentario. ¡Mil besos!

      Eliminar
  2. No hay cosa más horrible para una fangirl que le fastidien la historia con cosas innecesarias. No digo que se tenga que contentar a los fans siempre pero algunas decisiones pueden ser demasiado horribles para los fans. Al final creo que lo que alimentan las historias son los fans. Sin fans no hay público y sin público no vendes a nadie y si no vendes ya se sabe xD

    Pero otro tema diferente es cómo se trata a los fans indiferentemente de la historia. Los fans es el público más fiel y al menos se merecen un respeto. Ya no digo sobre la visibilidad de ciertos sectores y romper con los clichés y estereotipos. A mí es que las historias plagadas de ellos me aburren mucho por lo general.

    La verdad que llevo un tiempo leyendo tu blog y me está gustando mucho. Si hasta me están dando ganas de escribir jajajaja. Mucha suerte y sigue con el trabajo, yo seguiré leyendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy fácil y se tiende a pensar en los fans como meros números, algunos se olvidan que cada uno de esos números son personitas.

      Creo que para cualquier autor es un punto delicado este. Por una parte quiere contar una historia y por el otro no debería defraudar a sus fans y seguidores. Creo que es difícil (por no decir imposible) contentar a todo el mundo, así que, por lo menos, un autor debería tratar con respeto a sus seguidores y acordarse de que son personas. Yo creo que teniendo todo eso presente ya se pueden evitar ciertas situaciones como la que uso de ejemplo en este artículo.

      Y muchas gracias, Abi. Me hace muy feliz saber que te gusta este blog, seguiré trabajando para que no me abandones D:

      Cuídate mucho ^^

      Eliminar

Mi blog, mi casa y mi única norma: no permito ninguna representación de odio ♥