La libertad creativa de un autor, ¿tiene límites?

4.8.16 | 2 comentarios

Quiero hacerte reflexionar sobre la libertad creativa. Eso a lo que se amparan todos los creadores de contenidos y artistas: desde músicos, pintores, escritores e incluso youtubers.

¿Se puede crear sin control, sobre lo que sea, sin ningún tipo de responsabilidad?

La libertad creativa de un escritor

Después de escribir el artículo sobre cómo ganarte el odio de tus fans, me llegaron algunos comentarios del estilo «uno tiene que escribir lo que quiera». Cito uno de ellos:

Es complicado gustar a todo el mundo, lo mejor es ser uno mismo y al que le gustes bien y al que no, pues a otra cosa…

Lo que trataba de plantear en ese artículo era un dilema que tengo desde hace unos meses: ¿tenemos límites como escritores?, ¿vale cualquier cosa en nuestras historias?, ¿tienen derecho a criticarnos o juzgarnos, incluso, por una trama o prima siempre la libertad creativa?

Había otros puntos, pero ahora vamos a centrarnos sólo en esos.

Estoy totalmente de acuerdo con lo que me dijeron de que la creación de una historia no debe estar influenciada por terceras personas ajenas a la creación.

Un autor tiene que tener libertad creativa y es más que evidente que nunca se puede contentar a todo el mundo.

Si escribes fantasía tienes que tener claro que es un género que no gusta a todo el mundo. Si escribes sobre un héroe que se enfrenta al señor oscuro, tienes que hacerte a la idea de que no es una historia que leería todo el mundo.

¿Cierto?

Yo al menos quiero escribir lo que quiera sin sentir limitaciones de ningún tipo.

Defiendo eso y en ningún momento lo voy a negar, pero me gustaría invitarte a reflexionar un poco sobre este tema de las libertades creativas, del poder que da, y sobre todo, del efecto que provoca.

Tópicos y estereotipos y la perpetuación dañina de alguno de ellos

Nos bombardean tanto con ciertas ideas y tópicos que ni le damos importancia, incluso, a veces hasta ya nos parece normal pensar esas cosas. Estamos viendo ejemplos cada día sobre estas ideas, lo aceptamos como real y normal (sin darnos cuenta, muchas veces).

Aquí, por ejemplo, enumeraba alguno de los tópicos sobre personajes LGBT que se repiten una y otra vez.

Seguro que puedes hacer una lista de tópicos sobre personajes latinos o racializados, o cualquier otro.

Tópicos que no reflejan la realidad muchas veces y siempre hay muchas opciones más allá de ellos.

He visto a escritores que no saben cómo escribir un personaje femenino. Y lo peor: he visto escritoras que tampoco saben escribir personajes femeninos. ¿Mujeres que no saben escribir cómo es una mujer? ¡Pero si es una mujer! El colmo de los colmos…

Quizá porque tenemos estas ideas extrañas preconcibas. Prejuicios.

¿Cuántas historias podríamos estar consumiendo en sólo un año (entre libros, películas, series…)? Imagina la cantidad de ideas que nos llegan de ellas. Imagina cuántos prejuicios malos podrían estar alimentando.

Representación gráfica de un prejuicio en nuestro interior...
La representación en la ficción se puede relacionar con ideas reales de nuestro mundo. Aunque pienses que no, hasta la historia más simple encierra una ideología.

¿Tiene límites la libertad creativa?

El concepto de libertad es algo así como: tu libertad acaba donde empieza la mía.

La libertad individual no puede ser infinita porque vivimos en sociedad. Así que en un punto mi libertad puede llegar a limitar la tuya y entonces provoco que nuestras libertadas no sean iguales.

Llevando esto a la libertad creativa: la libertad creativa termina cuando afecta la libertad de otra persona. O algo así debería ser, pienso.

¿Y qué daño puede hacer una historia, no? Es sólo ficción, madre mía, qué exagerada y dramática soy…

Si el problema no lo veo en las historias, sino en las ideas que pueden llegar a transmitir, ideas que alimenten prejuicios nocivos.

Algunos autores usan justo esto para criticar y señalar prejuicios malos, a otros no les queda remedio porque es lo coherente al tratar una época o sociedad en sus historias.

Hay autores que los usan porque creen que son graciosos o porque otros también los usan y no se han parado a pensar que hay diferentes caminos, otros porque tienen prejuicios de los que no son conscientes.

Quizá has escuchado hablar de los TV Tropes (que son tópicos recurrentes en las historias). Esto no es nada nuevo en el mundo creativo.

Muchos son tópicos bastantes comunes como la casa abandonada en medio del bosque que está encantada, el joven que es el elegido para salvar el mundo, etc.

Otros tópicos son como los que he citado arriba. Tópicos que alimentan un estereotipo que infecta nuestras mentes con prejuicios.

Y cuando tienes un prejuicio, ya juzgaste algo antes de conocerlo. Rechazas, piensas que algo es malo, lo críticas, lo evitas, te sientes incómodo con él... y ni siquiera es algo de lo que preocuparse, sino lo más normal del mundo.

Así que creo que la libertad creativa no debería limitarse, pero un autor debe ser responsable y preocuparse sobre la historia que está contando.

Una vez has publicado una historia, es difícil enmendar cualquier "error". Ya no será tan válido lo de «no era mi intención contar eso», «es que me expresé mal».

Mejor tenerlo claro antes, ¿no?

Te recomiendo...

2 comentarios

  1. ¿Tienes algún artículo sobre el rol(social, existencial,etc.) del escritor?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Santiago. Escribí este artículo que toca un poco ese tema, a ver si es lo que buscas http://www.jennifermd.com/2016/09/ficcion-influenciar-pensamiento.html. Gracias por pasarte ^^

      Eliminar

Mi blog, mi casa y mi única norma: no permito ninguna representación de odio ♥