¿Es necesario planificar una novela?

26.1.16 | 2 comentarios
Planificar novela

Tienes una idea genial para escribir una novela, pero ¿deberías lanzarte sobre el teclado de tu ordenador (a escribir, claro, no pienses cosas raras) o es mejor pararte a planificar la historia antes?

Planificar puede ser tan simple como desarrollar un poco una idea o más laborioso como hacer un esquema de la historia, capítulos, etc.. Hay autores que prefieren tenerlo todo armado antes de escribir y luego hay otros que viven de la improvisación.


Y tú, ¿eres escritor de brújula o escritor de mapa?

No, no tienes que ir al chino a pillarte una brújula ni ningún mapa

Aquel escritor que se lanza a escribir con una idea en mente, y todo lo demás lo va construyendo conforme avanza, guiado por su instinto y sus “musas”, ese es el escritor de brújula. En cambio, el escritor de mapa es aquel que planifica cada aspecto de la novela y esa planificación es su mapa para construir la historia.

Ahí fuera existen muchos ejemplos de escritores de brújula y mapa. J.K. Rowling es un ejemplo de escritora de mapa. Ella planificó cada novela, capítulo a capítulo y escena a escena, con muchísimos esquemas (alguno de ellos los ha compartido por la red). En contraposición, tenemos a Stephen King, que se sienta con una idea y deja que su creatividad vaya haciendo avanzar la historia.

Entonces, ¿planificación "yay" o planificación "nay"?

Este gif no tiene que ver con el artículo... pero ¿verdad que es adorable?
Respondiendo la pregunta, pues depende. En primer lugar, depende de ti, de cómo te sientas más seguro creando tu novela y, en segundo lugar, de la historia que quieras crear. Verás, no es lo mismo montar una novela sobre un gusano que vive dentro de una manzana que una novela sobre intrigas entre los reyes europeos en la Edad Media.

Unas historias pueden obligarte a que hagas algún plan previo, otras te dejarán margen a la improvisación.


Creo que no existen extremos en cuanto a tipos de escritores, es decir, tomamos un poco de cada forma de ser y la mayoría tendemos a ser una mezcla de ambos (brújula y mapa).

Cuando estás creando una novela hay muchos detalles que debes controlar y es necesario tener cierta organización para no terminar haciendo una cagada en la trama ─disculpe usted la ordinariez─. Tampoco creo que un escritor solo se ciña a lo planificado y si la historia le pide cambiar algo, no lo mande todo a pastar y escriba lo que quiera.

Escribir es un acto de creatividad y cuando enciendes el motor creativo surgen nuevas ideas, personajes se vuelven rebeldes y quieren hacer cosas muy distintas a las planeadas, o incluso te das cuenta de que estructurar un capítulo desde otro punto de vista puede ser mucho más interesante.

Planificar requiere tiempo y esfuerzo, pero la revisión puede convertirse en un infierno si por mala (o nula) planificación tienes que cambiar muchas cosas de tu novela.

Nadie quiere escribir un capítulo que contradiga a otro capítulo de más atrás, ¿no?

Pero, ¿es necesario planificar?

Lo más importante es que al menos sepas qué historia quieres contar (porque entonces empezamos muy mal).

Cuando empiezo a escribir, si bien puede que no sepa cómo lo voy a contar, sé a dónde quiero llegar. De hecho, no escribo nada si no he visualizado un posible final para mi novela (aunque es probable que luego se me ocurra otro mejor). Por norma general, el camino desde el principio de mi historia hasta ese final es bastante turbio. Así que hago procesos de planificación dentro de la escritura, armando todo lo mejor posible para que guarde coherencia.

¿Con esto quiero decir que seas un rebelde y hagas lo que te salga de las narices?


Pues sí, igual que esa frase de "cada maestrillo tiene su librillo", cada hacedor de historias debería buscar la mejor forma de hacer la suya propia. Escucha los consejos de escritores más experimentados o de tus escritores favoritos, ve aplicando alguno de esos consejos y encuentra esa forma de crear historias que a ti te favorece.

¿Y qué sucede si no planifico?

En el peor de los casos: ¡no sabes cómo seguir!, ¡se te ha ocurrido una mejor idea para una escena y tienes que reescribir una parte!, ¡olvidaste que Godofreda le había contado a Antonia que le fue infiel a su marido y veinte capítulos después escribiste que Antonia no lo sabía!, ¡te has ido por los cerros de Úbeda y has perdido el hilo principal de la trama!

Y esto puede derivar en el temido bloqueo creativo.


He comprobado que planificando puedes ser más productivo, pues sabes lo que vas a escribir, pero, ¿qué opinas al respecto?, ¿es cierto que así se mata a la creatividad?, ¿prefieres improvisar?, ¿haces lo que te plazca como yo?


Te recomiendo...

2 comentarios

  1. Me considero escritor de brújula porque soy incapaz de hacer un esquema y luego escribir. Cuando tengo una idea comienzo a escribir y si me convence, las ideas van saliendo solas. De hecho se me suelen ocurrir tantas en esos momentos que tengo que apuntarlas como "posibles" para más tarde, aunque luego muchas de ellas se deshecharan. Cuando ya voy viendo hacia donde es mejor seguir, entonces hago una escaleta general y muy esquemática de la trama y uno o dos posibles finales. El esquema se va completando según avanzo. Cuando ya tengo todo más o menos hilado escribo escenas que tengo más o menos claras de forma salteada, es decir, escenas importantes que tengo pensadas, algunas casi desde el principio y que ya han madurado un poco y poco a poco voy hilvanando entre ellas. En ocasiones estas escenas tengo que reescribirlas casi por completo, pero son como "piedras" en el río que he de cruzar hasta llegar al final.

    Por lo tanto, si, me considero escritor de brújula, pero necesito algo de mapa también, aunque solo sea por tener claras las cosas, para saber si la piedra que piso es firme y no se dará la vuelta traicioneramente cuando me disponga a saltar a la siguiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte y contarnos tu método. Es un claro ejemplo de que cada uno debe encontrar la forma que mejor le va escribiendo y no ceñirse tanto a normas.

      Saludos :)

      Eliminar

Mi blog, mi casa y mi única norma: no permito ninguna representación de odio ♥