Lo que NO deberías hacer en Twitter

29.9.16 | 4 comentarios

En verdad el título original era algo como «cosas que hace la gente en Twitter y que merecen palos», pero a Google no le gustaba mucho.

Esto no es ninguna guía que haya que seguir al pie de la letra, más bien son cosas que veo por Twitter y que personalmente me molestan (y tengo constancia de que a muchos también).

Yo intentaré dar mis motivos y explicar por qué si haces algo de eso deberías parar de una vez (e.e), quizá discrepes… ya me dirás en los comentarios.

Llevo utilizando Twitter de forma activa desde el 2011 (por ahí). He visto a la red social crecer, tambalearse, cambiar y estar en el limbo de quién será su nuevo dueño. Me ha dado tiempo de conocer los contenidos que suelen ser más virales, los tipos de usuarios que existen, algunos tuitstars… Pero también, y por desgracia, he sido testigo de las maneras de algunas personas de utilizar la red social con prácticas molestas o no muy favorecedoras para sus cuentas.

Como expliqué hace tiempo, las redes sociales son una herramienta muy potente para promocionarse y conocer gente. De hecho, he logrado incrementar las visitas de mi blog estos dos últimos meses utilizando Twitter de forma más activa:







Pero creo que mucha gente pierde de vista lo que realmente es una red social. Fíjate que ya la palabra «social» te debe dar una pista: personas.

En las redes sociales somos personas que nos relacionamos con otras personas y por esto hay comportamientos repetidos en Twitter que son hasta molestos.

Si haces esto en Twitter es el momento de parar

Si concebimos la idea de red social como conjunto de personas y no de cuentas (cosas abstractas), se entiende que deberíamos comportarnos en Twitter como lo haríamos en otros ámbitos de nuestra vida diaria (póngase de ejemplo la calle).

En Twitter la gente no te mira a la cara, no concibe tu aspecto o tu forma de vestir o ser, lo que ve es tu perfil (con tus publicaciones y todo) y esa es como tu presencia.

¿Crees que sería buena idea acercarte a un desconocido por la calle mientras vas desnudo y sucio, gritándole cosas?

Así que veamos lo que es mejor que no estés haciendo…

1. No tener bien configurado el perfil

La foto del perfil, esa del huevo, la pone Twitter automáticamente, pero la puedes cambiar, eh, Twitter no se va a mosquear por eso. No cambiarla supone que eres una cuenta inactiva, nueva o que se usa para fines maléficos (para hacer spam, molestar a otros usuarios…).

Ya que estás, también coloca una imagen de cabecera que le dé un aspecto más activo y bonito a tu perfil.

Y no sé si es lo peor, pero ahí ahí está, me refiero a la biografía. Tener la biografía escrita en tercera persona es mala idea, da una sensación de lejanía, como que tu cuenta no la diriges tú sino otra persona. La gente quiere relacionarse contigo. La biografía mejor en primera persona, casi todo el mundo la tiene así, te hace más cercano y de esto se trata para tener buenas relaciones en las redes sociales: ser cercano, ser más humano. Y no la llenes de hastags, la gente prefiere saber quién eres y los hastags no dicen mucho.

2. Usar Twitter como si fuera un periódico o un tablón de anuncios

Pase a su aspecto, Twitter no va de bombardear el TimeLine con tu maldito libro o con el repertorio de los posts de tus blogs.

Claro que puedes meter todos esos contenidos, pero con mesura. Piensa que los tuiteros esperan de ti que seas una persona con la que conversar, relacionarse, con inquietudes, reflexiones, hobbies, manías, anécdotas… y no que seas ese comercial pesado que está llamando todos los días a su casa para que se cambie de compañía de teléfono.

Por cada «COMPRA MI LIBRO GENIAL» me imagino a un señor desconocido gritándome eso mismo por la calle y me da miedo. No lo hagas.

Nadie va a comprarte nada ni a leerte por tu cara bonita (aunque eso pueda ayudar, nunca se sabe), primero tendrán que conocerte un poco, tener curiosidad por ti, que te ganes su confianza…

Tampoco porque digas lo mismo 4938759348 veces al día te harán más caso, lo más posible es que te tachen de cansino y spammer y que te tiren de una patada al inframundo tuitero.

3. Etiquetar a gente random en tus fotos para que te hagan caso

Sí. Me he visto envuelta en esto y no sé por qué.

Entiendo que etiquetes a una persona que nombras en un artículo, a la que le respondes algo que ha dicho o publicado, con la que te has sacado una foto ayer o a la que le pueda interesar tu contenido.

Pero si no nos conocemos, si tu contenido no tiene que ver con lo que yo publico, si ni siquiera te sigo…

4. Mencionar para hacer spam

El spam es feo, por eso tiene un espacio reservado en el infierno la carpeta basura de tu correo electrónico.

Si en cuanto te sigo me encuentro una mención (casi instantánea) de que visite tu blog o alguna vaina de esas, te voy a clasificar como spammer. Al menos dame una buena razón para visitar tu blog o que sea una sugerencia, más que una orden.

Aunque es todavía mejor si antes de ese feo spam tenemos alguna clase de interacción (a través de Twitter, claro, tampoco pido tanto (?) ).

5. Mensaje directo automático

Ay, crowdfire, ¡cuánto daño has hecho!

Que levante la mano quien haya recibido un mensaje directo vía Crowdfire...

Te voy a decir una cosa: hay algo muy bueno y a la vez malo que puedes hacer en Twitter y esto es automatizar lo que haces.

Puedes automatizar tuits, RTs, likes y tantas cosas como se te ocurran, y es genial porque te ahorra bastante tiempo, pero también es muy malo si canta bastante que todo es programado, y este es el caso.

Los MD automatizados de «gracias por seguirme, visita mi blog y sígueme en todas las cuentas estas y no te olvides de sonreír, ser feliz y de dar los buenos días», o algo parecido, SON MUY MALA IDEA.

¿Por qué?

Pues porque como decía, da imagen distante y de dejadez. Bueno, ni siquiera te tomas el tiempo y la dedicación de conocerme un poco o de charlar, sólo me quieres para usarme como un objeto…

Recuerda: estás dirigiéndote a otra persona.

6. El spam

Pero este es el spam serio: publicitar cosas a cambio de dinero u otros favores.

Verás, existen algunas herramientas que te permiten ganar dinero con tu cuenta de Twitter publicando ciertos enlaces, noticias, fotos, etc. También las marcas pueden pagar a ciertas cuentas de Twitter con muchos seguidores e interacciones para que promocionen sus productos o páginas webs.

No es nada demasiado malo, salvo cuando de verdad se nota que estás haciendo spam publicando cosas que ni tienen que ver con tu contenido, ni siquiera avisas que es publicidad, con enlaces engañosos o dañinos…

7. El humor rancio

En Twitter es muy fácil dejarse llevar por la fiesta y el humor para reírnos de casi todo, en verdad es algo que adoro de Twitter.

También dicen que en estos días la gente se ofende por cualquier cosa y que ya ni se pueden hacer chistes, que si el humor negro, que si bla bla bla.

Mira, si alguien empieza hacer bromas sobre una situación que para muchas personas es traumática, claro que no me va a hacer gracia. Si tu sentido de empatía se fue por el retrete no es culpa de nadie.

Hace unos días, había un revuelo en Twitter por un «chiste» que se burlaba de las violaciones. Ya ves que risa que en España una mujer sea violada cada 8 horas.

Podría dedicarle un tema gigante a esto, pero básicamente, el humor es un recurso social que le quita importancia a la idea que transmite. Lo cual en ciertos temas es muy malo.



Y esto es todo, aunque creo que podría hacer esta lista más grande, pero es suficiente por hoy.

Y a ti, ¿qué es lo que te molesta en Twitter?, ¿hay comportamientos que odias? Déjalo en los comentarios. ¡Nos leemos!

Te recomiendo...

4 comentarios

  1. Como siempre muy acertado cada uno de los apuntes de tu blog. Con razón te digo y no me pierdo entrada.

    Creo que ahora mismo voy a romper lazos con crowdfire. Ya no recuerdo desde cuándo y por qué en su momento lo uso, pero me recordaste una tarea pendiente. Cuidate mucho, chula

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Piper. Muchas gracias por pasarte a comentar. Crowdfire me parece una herramienta gratuita interesante, pues te permite monitorizar tu cuenta y así saber quién te ha seguido, quién te ha dejado de seguir... También tiene una opción para buscar seguidores, dejar de seguir cuentas inactivas y otros detalles que creo que son útiles, pero ellos te recomiendan usar un mensaje directo automático para darle la bienvenida a tus seguidores y eso ya no te lo recomiendo. Estos días ando conversando de este tema en twitter y es una de las cosas que más molesta y además es una práctica que deshumaniza la cuenta y te aleja de tus seguidores. En las redes sociales, cuanto más cercano, más éxito tendrás. Así que ese es mi consejo. Saludos.

      Eliminar
  2. Hola Jen,

    Por fín alguien lo dice alto y claro. Muy interesante todo lo que cuentas, estoy de acuerdo en todo. Llevo poco tiempo siendo usuario activo de twitter, pero tras abrir mi blog de "escritor" decidí ser más activo y relacionarme con gente "del mundillo" (así llegué a tu blog) Y he de decir que he tenido que silenciar a muchos usuarios que no aportan nada, tan sólo enlaces para comprar su libro o retuitean tweets de otros que también te dicen que compres su libro (los de ambos). ¿Es siempre así?
    Otra cosa que no soporto es los montajes que hacen para promocionar sus libros (románticos normalmente) usando imágenes de personajes famosos. ¿Es una moda pasajera o lleva tiempo siendo así?
    Por suerte no todos son así y muchos otros te llevan a contenidos interesantes y de utilidad, como es tu caso.

    Nos seguimos leyendo. Comparto esta entrada, of course.

    Saludos,
    Alejandro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alejandro.

      Hay muchos autores en Twitter que tienen una mala idea, o mejor dicho, mala estrategia para conseguir promocionar sus libros. Lo primero que hay que pensar es que redes sociales como Twitter no son para vender, es decir, los usuarios entran ahí para desconectar o informarse, pero no para comprar. Por desgracia, hay muchos autores que creen que bombardeando sus redes sociales con su libro pueden conseguir ventas y no es el caso. Lo mejor que se puede hacer es dejar de seguir esas cuentas que no nos aportan nada, al final, tampoco sirve de mucho tener miles de seguidores que no te hacen caso o sólo te quieren para agrandar sus números.

      Y sobre lo otro, me temo que no tiene pinta de que sea una moda pasajera. Desde hace mucho tiempo estoy viendo lo mismo. De nuevo, un pequeño error a la hora de promocionar sus libros, lo ideal es acudir a un diseñador si el diseño gráfico no es nuestro fuerte.

      Al final todo repercute en nuestra imagen y cuanto más profesional parezca todo, mejor.

      Muchas gracias por pasarte. Saludos ^^

      Eliminar

Mi blog, mi casa y mi única norma: no permito ninguna representación de odio ♥