Representación LGTBI: lo que un escritor puede aprender de San Junipero

22.9.17 | 10 comentarios

Es más sencillo aprender de lo que ya está hecho y es algo que puedes aplicar respecto a la representación LGBT. San Junipero es un gran ejemplo en el que encontrarás muchos elementos de los que aprender a escribir tus personajes LGBT.

No tengas miedo de entrar a leer, NO te destripo la trama.

San Junipero es el cuarto capítulo de la tercera temporada de Black Mirror. Si no conoces esta serie, te estás perdiendo una maravilla.

Black Mirror es una serie de ciencia ficción que empezó emitiendo Channel 4 y que luego compró Netflix. Cada historia plantea cómo la tecnología afecta a la sociedad y te acaba dejando el cerebro torcido. En principio, cada capítulo es independiente del otro y los puedes ver en el orden que quieras.

Si no has visto Black Mirror TIENES QUE VERLA.

Pero luego, primero lee este artículo.

Y antes de empezar a hablarte de San Junipero, es obligado que proponga la siguiente canción como banda sonora del artículo:



Black Mirror acaba de ganar dos Emmys por San Junipero: mejor película y mejor guión de TV. Ha sido uno de los capítulos más comentados y aplaudidos de la serie.

Consigue sorprender y no porque Yorkie y Kelly, sus protagonistas, desarrollen un romance entre ellas.

Parecen buenos ingredientes para analizar la representación LGBT y ver qué cosas podemos aprender de este capítulo. Hay unas cuantas.

Kelly y Yorkie ♥

¿Te vienes a San Junipero?

El romance no es un elemento indispensable

Estoy segura de que cuando digo personajes LGTBI lo primero que viene a tu cabeza son relaciones homosexuales, o al menos personajes que son gais, lesbianas y, con suerte, bisexuales.

El colectivo LGTBI o LGBT (o cómo quieras llamarlo), también engloba a las personas transgénero (y según a quién le preguntes, a las asexuales, intersexuales, etc.) que no tienen nada que ver con el romance. Recuérdalo cuando uses este término.

Dicho esto, cuando incluyes un personaje cis heterosexual en tu historia no estás pensando en que tenga que tener un romance sí o sí, ¿me equivoco?

Con un personaje LGBT tendría que pasarte lo mismo. El romance ni es esencial ni es importante para la existencia de tu personaje. De hecho, a las personas LGBT les pasan muchas cosas que no tienen que ver con romances y de las que puedes escribir: comen, duermen, hacen caca, pueden ser policías, médicos, astronautas, reyes, asesinos… Ya sabes, como cualquier otro personaje.

En el caso de San Junipero, el elemento romance existe y el capítulo sigue incluyéndose dentro de la ciencia ficción y no del romance.

El romance se utiliza como un elemento más para contar la historia y mostrar el universo que presenta la serie en este capítulo.

Es cuestión de saber qué es lo principal y jugar con los diferentes elementos sin perder la esencia de la historia. Saber qué necesita tu historia y qué no.

Ser lesbiana o bisexual no implica cambiar toda la trama

Hay dos mujeres que se gustan y punto. De la misma forma que se podrían gustar un hombre y una mujer.

Tampoco se ahonda en desgranar etiquetas o presentar un manifiesto sobre ser LGBT.

No es que tu historia se convierta en un panfleto si incluyes un personaje gay, bisexual, trans o lésbico.

La historia no va sobre ser LGBT, no cabe la homofobia, salir del armario, cómo ser lebiana o bisexual… No lo necesita.

En San Junipero se muestra una Yorkie insegura, pero no por estar con una mujer, sino porque no ha tenido ninguna relación en su vida.

Y no hay drama con que a Kelly le guste Yorkie y vicerversa, no más allá de los típicos miedos y de lo que ese sentimiento implica cuando uno está de paso en San Junipero.

¿Que no se gustan? Madre mía, te digo yo a ti que sí.

En muchas historias de fantasía y ciencia ficción, donde se trabaja mucho en el worldbuilding, se suele descuidar un apartado que me parece esencial: lo social. Y no me refiero a cómo se organiza la sociedad, sino a los valores que esta tiene, cómo se tratan a ciertos colectivos, etc.

Sin entrar en detalles para no destripar la trama, en San Junipero juegan muy bien con la evolución de los valores y los cambios en la sociedad según qué épocas. En el capítulo existe una diferencia generacional entre las dos mujeres y se nota cuando a Yorkie le sorprende la naturalidad con la que Kelly se toma algunas situaciones.

Ser LGTBI y la tragedia griega

Casi ligado al punto anterior, tenemos esa maravillosa idea de hacer la vida de los personajes LGBT un drama con patas.

Las vidas de Yorkie y Kelly resultan estar plagadas de tragedias, pero no directamente por ser lesbiana o bisexual. Una cosa no implica la otra.

Hay una tendencia a describir a estos personajes como seres que sufren por lo que son y muchas veces está mal enfocado. El sufrimiento viene por el rechazo de su entorno, pero esto no siempre ocurre.

Además, la ficción te deja margen de presentar todas las posibilidades que quieras.

Escenas naturales, sin autocensura

¿Mostrarías esa escena si de personajes heteros estuviésemos hablando? Esa es la pregunta clave para saber si omites una escena por innecesaria o porque te autocensuras.


Como decía en tópicos y clichés sobre personajes LGBT, se suele omitir lo erótico en las historias que no tienen una trama central LGBT o no van sobre romances. Si estamos hablando de historias de fantasía o ciencia ficción, por ejemplo, sucede que se evita para que no ser etiquetado como género LGBT o para no ‘pecar’ de erótico.

Otras veces, es por la idea de que los gais son unos viciosos, desviados y no sé cuántas vainas homófobas...



En Black Mirror ya se habían mostrado interacciones más íntimas entre parejas heterosexuales, ¿por qué no iban a hacer lo mismo con Yorkie y Kelly si lo creían necesario para la historia?

¿Que tienes que informarte de temas sexuales que no controlas? Bueno, para eso se inventó internet (?).

Quién sabe si algún día esta información te será útil *guiño guiño*.

Ahora en serio, esa información solo te serviría si vas a describir explícitamente un encuentro sexual entre dos mujeres o dos hombres. Pero, vamos, no es tan difícil documentarse en tal caso.

Personajes estereotipados

Yorkie y Kelly no están basadas en estereotipos clásicos de una mujer lesbiana y una bisexual. Ya sabes, la machona odia hombres y la viciosa confundida que no sabe lo que quiere.

De hecho, Kelly es una de las mejores representaciones de la bisexualidad que he visto en ficción.

Ser algo más que LGBT

Las protagosnistas de San Junipero no son la lesbiana y la bisexual, son Yorkie y Kelly. Tienen sus miedos, frustraciones, manías, debilidades, sus ilusiones, sus promesas, un pasado, un futuro…

Esto es algo que hace este capítulo de Black Mirror tan genial. Estás viendo la historia de dos mujeres que van mostrando el inquietante concepto que ronda San Junipero.

Protagonistas queer, mujeres queer

¿Qué hay mejor que tener dos protagonistas femeninas? ¡Que sean LGBT!

Y si son novias, mejor :3

Es una buena forma de superar cualquier test sobre personajes femeninos que evalúe el machismo de una historia (es verdad, pruébalo y verás).

En la mayoría de los casos, contarás la misma historia independiente de la sexualidad de tu personaje o de su género. O puede que la hagas más interesante porque historias con personajes heterosexuales es lo que más abundan.

Un personaje LGBT no limita tu público

Es cierto que hay gente homófoba que no soportaría un personaje LGBT y menos un romance entre dos mujeres.

Pero también hay gente que no soporta la fantasía, la ciencia ficción, el romance en sí, los sentimentalismos o las historias que están escritas por mujeres.

Cada historia está hecha para un público específico. No tiene nada que ver con que haya personajes LGBT en ella. Los gustos y la idiotez humana son dos conceptos que no puede controlar un autor.

Recuerda que ahí está San Junipero con sus dos Emmys y todas sus buenas críticas.

Escribe lo que quieras que hay más gente de la que crees que lo va a leer.


En cuanto a representación queer en televisión, San Junipero fue una sorpresa mayúsucula en su momento, y más viniendo de una serie tan turbia como Black Mirror.

Y es que contar una historia oscura no tiene nada que ver con escribir una buena representación LGBT o de cualquier otro tipo.

¿Conoces otros ejemplos que merezcan ser analizados o que te hayan gustado? ¿Te apetece ir a San Junipero?

Te recomiendo...

10 comentarios

  1. Buenas, Jen, muy buen artículo, como siempre :)
    Yo además añadiría que Charlie Brooker, el creador de Black Mirror, comentó hace tiempo que en un principio concibió la historia de San Junipero con un pareja hetero pero decidió retarse y cambiar a una lésbica y me parece genial ese detalle de querer salir de tu zona de comfort y traer diversidad. No solo la trama en sí ni se ve afectada por el tipo de pareja, sino que además, nos ha dado al público LGBT+ algo que necesitábamos: una historia preciosa en el que el drama para nada tiene que ver con la sexualidad (además de una nuevo himno xD). No solo eso, sino que a los fans de la serie nos ha dado también el mejor capítulo hasta la fecha (y mira que era difícil superar The entire history of you). La prueba son esos dos merecidísimos Emmys.
    En cuanto a otras obras con buena representación, supongo que te imaginarás qué tres series canadienses se me vienen a la mente ;) Pero es que es cierto, pocas veces he visto series con personajes LGBT+ tan bien representados como Orphan Black, Lost girl y Wynonna Earp.
    En fin, creo que eso es todo xD
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los canadienses juegan en otra liga y bendita sea su existencia xD

      Gracias por pasarte. Cuídate ^^

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Tú sí que eres maravillosa y bonita. Gracias por tus palabras ^^

      Eliminar
  3. Todavía me emociono cada vez que me acuerdo de este capítulo de Black Mirror. Es una obra maestra, así, con todas las letras. Pocos premios se ha llevado para los que merece.
    Otra serie con un protagonista LGTBI al que le ocurren más cosas (además de ser gay) es "In the flesh", de la BBC. Se agradece que las ficciones con personajes de colectivos minoritarios vayan de algo más que no sea "que ese personaje sea gay, lesbiana, negro, autista, discapacitado físico, etc". En la vida real a los gays, lesbianas, negros, autistas o discapacitados físicos les ocurren más cosas. Su vida no se reduce a eso, así que sería positivo que en la ficción se representara a personajes diversos en situaciones diversas.
    Por cierto, un artículo estupendo, como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola :D

      Amaba In the flesh y sufro por el final de la segunda temporada. Es una serie maravillosa con protagonista LGBT también <3

      ¡Gracias por pasarte!

      Eliminar
  4. Sin duda un muy buen artículo. Yo no entiendo como hay gente que piensa que si hay personajes lgtb tiene que haber sí o sí elementos románticos (cof cof Wattpad cof cof).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será que solo se acuerdan de ellos cuando van a escribir un romance, si es para otra cosa les cuesta imaginarlos :(

      Gracias por pasarte, Antonio.

      Eliminar
  5. De verdad que no puedo ser más fan.

    De ti y de San Junipro. Es un capítulo precioso, de los mejores de Black Mirror en cuanto a historia y a narrativa. Y el romance de ellas es tan genial.. <3

    Ojalá muchas más cosas así, sin autocensura y sin mierdas.

    Y sí, pensemos en los niños, en darles ejemplos de toda la diversidad existente ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. San Junipero es precioso y ojalá sirva de ejemplo de inspiración para muchos ^^

      Eliminar

Mi blog, mi casa y mi única norma: no permito ninguna representación de odio ♥