El marketing para escritores te está matando

14.6.18 | 10 comentarios
marketing para escritores te está matando

Sí, me pongo en modo catastrófica. Vamos a morir todos. Jaume Vicent, en su blog Excentrya, habló sobre algo parecido: el fin del marketing digital (¿quién de los dos suena más catastrófico?).

Él contaba que hemos abusado tanto del marketing para escritores que nos lo hemos cargado, yo voy al revés. Para mí el asesino es el marketing digital y está matando a los escritores.

Hace tiempo les pregunté a mis suscriptores, que son seres de hermosura infinita (voz de comercial: si quiere ser un ser de hermosura infinita, suscríbase al blog, ¡es gratis!) qué temas les gustaría que tratara en mi blog y uno de los más votados fue consejos para gestionar un blog de escritor. Y es normal esta curiosidad porque:

Un blog es una herramienta fantástica para que un autor pueda promocionarse

Si quieres ser escritor, necesitas lectores. Básicamente, sin lectores no puedes vender tus libros.

Una de las primeras cosas que se aprenden del panorama literario es que conseguir una editorial es un sufrimiento. Más si eres un don nadie que acaba de empezar.

Las únicas editoriales que se matarían por publicarte son editoriales pirata y únicamente quieren tu dinero. Tienes que andar con mil ojos para vigilar en qué manos depositas tu manuscrito.

Todo muy bonito y divertido, ¿no? 🤦‍♀️

Por suerte (o desgracia, según a quién le preguntes) hay más caminos para publicar. Hay formas de conseguir lectores y decirle al mundo «hola, ¡estoy aquí!» y ahí es donde entra el marketing para escritores.

Y en concreto: el marketing digital.

La literatura y el marketing se llevan mal

Sí, repito: el marketing digital ayuda a los autores a conseguir lectores y una de las herramientas de promoción es el blog y las redes sociales.

Por eso habrás visto a muchos escritores locos con las redes sociales y el blog y todo este mundo digital del infierno.

meme sobre el marketing para escritores

Pero en verdad los escritores odian el marketing.

De hecho, a esta entrada le empecé a dar vueltas después de toparme con una serie de tuits de alguien que echaba pestes de «esta moda».

Básicamente, se quejaba de que el marketing para escritores era un timo y que los escritores tenían que escribir. Lo demás solo son estrategias de cuatro listos para ganar dinero a costa de pobres escritores.

Pues no es así.

Vivir de la escritura no es fácil. Y menos fácil es vivir de los libros. Pero es que si encima no eres visible, es imposible que vendas una mísera novela.

Sin promocionarte de alguna forma, los lectores no sabrán que existes. Es fácil de entender, ¿no?


Redes sociales y blog necesitan marketing digital, el escritor necesita al marketing

Es así.

Por no hablar de que últimamente hasta las editoriales están pasando del tema del marketing y se lo dejan a los escritores. Así que casi que ni conseguir editorial puede salvarte de necesitar del marketing digital para ser visible.

Y aunque los escritores entiendan la utilidad del marketing, ¿lo están usando bien?

Lo digo porque...

Ya no sé si estoy siguiendo a otros escritores o a bots

Me explico...

No sé si me pasa solo a mí, pero me siento saturada de contenido.

Y, además, cómo se transmite ese contenido. Más o menos es una fórmula así:

Si quieres [X] mira [COSA]

Parece que todo el mundo habla igual...

Escritores en Twitter que parecen clones
Escritores en Twitter

Entras a un perfil para conocer a la persona que está detrás, pero solo encuentras enlaces a artículos y muchas veces con poca relación entre sí.

No sé, parece que estoy rodeada de robots y me gusta hablar con personas, no con robots.

Excepto si el robot es Sofía.



Y que no se ofenda ningún robot en la sala, pero es que todavía es difícil tener una conversación coherente con ellos.

¿A dónde quiero llegar?

En las redes sociales además de conseguir posibles lectores, conoces a gente muy chachi, otros profesionales que pueden ayudarte (ilustradores, correctores, maquetadores...) y estás al día del sector literario.

Pero como decía Jaume en su artículo: se está abusando del marketing digital.

Ciertas formas de hacer marketing le han funcionado muy bien a algunos escritores, pero cuando se repite muchas veces algo, termina cansando.

Es como algunos clichés, que los ves en una novela y te da la sensación de que esa historia ya la has leído. Y cierras el libro. A pastar.

Y, básicamente, así es como el marketing para escritores los está matando.

Hace tiempo que el marketing no me importa tanto

Y no porque piense que es un timo. Nada que ver. Aquí te detallo los motivos:

1) Quiero escribir cosas y terminar de escribirlas

Que es lo importante al final.

Veo muchos escritores más preocupados por sus blogs que por su escritura. Más preocupados por el SEO que por terminar de una vez su libro o por mejorar su escritura.

Es que la escritura no es un don que cae del cielo, hay que trabajarla.

Que construir una comunidad de lectores es importante, pero escribir también. Creo que debe haber cierto balance, así que no pierdas el foco.

2) Quiero que la gente en las redes sociales me conozca

Las redes sociales son para conversar, no para vender libros.

Considero más importante generar conversación con tus seguidores que publicar mil artículos ajenos (aunque también hay que generar contenido, obviamente).

3) Me estaba estresando tanto marketing para escritores

Publica esto, lee esta cosa, no hagas esto porque tu marca personal, programa tuits porque luego las visitas caen, no he ganado seguidores este mes...

En fin, qué estrés. Así es como el marketing acaba desgastando a los escritores.

Los numeritos son la mar de peligrosos y al final los numeritos no son lo más importante cuando de seguidores hablamos.

4) A veces se necesita un respiro

Mantener el blog y las redes sociales no es fácil. Hay que dedicarles tiempo, por eso hay muchos escritores reacios al marketing y lo odian con todo el ímpetu de los mares.

Pero es que tampoco tienes por qué dedicarles media vida.

¿Qué no tienes tiempo de mantener un blog? Pues olvídate del blog, para abrirte uno y dejarlo inactivo a los dos meses, mejor céntrate en tener una cuenta en Facebook y/o en Twitter. O en cualquier otra red social útil para un escritor.

Si tienes un período lleno de trabajo y proyectos, pues no dejes que te ahoguen. Tómate un respiro, el mundo no va a sucumbir porque descuides un poco tus medios sociales.

5) Al final tanto artículo es aburrido

Se pueden crear muchas clases de contenidos en las redes sociales. No todo debe reducirse a artículos de blogs.

Aquí te pongo un ejemplo de un tipo de contenido que compartí en Twitter y gustó mucho:


Hay muchos juegos y tipos de posts interesantes para hacer en las redes sociales. Claro que esta clase de contenidos no te van a dar visitas a tu blog, pero te van a dar algo muy importante: mayor impacto sobre tu marca.

¿Y qué es tu marca?

Pues tu marca eres tú. Estás invirtiendo tiempo y contenidos en ti, en mostrarte a tus seguidores, en ser tú mismo y en ser cercano. En definitiva: en ser una persona y ser auténtico. Los lectores apreciarán conocer un poco sobre la persona que está ahí detrás.

No dudes en hacer algún cursito de marketing digital para escritores y aprender cómo promocionarte por internet, pero no te conviertas en un robot. Nunca pierdas tu esencia porque hay que hacer lo que hace no sé quién. En el marketing no hay leyes, haz las cosas a tu manera. Y nunca olvides que eres escritor.

Y a ti ¿también te cansan los robots?

Te recomiendo...

10 comentarios

  1. Yo lo dije en el grupo cuando lo estuvimos haciendo, yo pasé una temporada programando tuits con cosas interesantes pero procuraba no saturar y casi no compartía de mis cosas. Más que nada porque veo a otros autores y de verdad, algunos los he sacado de las listas que miro con más frecuencia porque a veces es exagerado.

    Lo que pasa que suponía dedicarle un tiempo a leer artículos o al menos echarles un ojo para ver si eran interesantes o no y es lo que tú dices... es tiempo que le quitas a otras cosas. A tu propio blog por ejemplo, así que ya no lo hago. Leo a veces lo que veo en el TL (como este artículo) y luego comparto con RT y ya está.

    Desde luego que hay que encontrar un término medio entre una cosa y otra. También es verdad que el marketing lleva aqui desde hace dos días y es normal la prueba y error.

    Aunque no sé que es peor, si quien aplica las normas habituales o las que se seguían de puro spam hace años xDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, el Spam creo que es peor XD

      Al menos el marketing bien hecho da buenos resultados, lo otro no jeje.

      Gracias por pasarte a comentar ^^

      Eliminar
  2. No sé por donde empezar a comentarte lo mucho que me ha gustado este artículo... Y no solo porque me nombres —que eso siempre te hace ganar puntos—, sino porque creo que pensamos muy muy parecido sobre este tema.
    Me da infinita rabia pensar que yo soy de esos cansinos que solo comparte artículos... Pero cada vez me da la cabeza para menos. Además, cuando he probado cosas nuevas, por norma general no me han funcionado. Tienes razón en que la gente empieza a estar cansada de tanta formula de artículo compartido, los americanos lo llaman "content fatigue".
    Me da rabia también ver cómo el marketing se está convirtiendo en una excusa para no seguir adelante o para no escribir. "Es que el marketing me tiene paralizado", eso lo he oído muchas veces. No, el marketing no te tiene paralizado; hay gente ahí fuera haciendo spam a lo bestia, sin blogs y con unas redes de pena que publican un libro al mes en Amazon... La cuestión es que escribas —a ver, un libro al mes tampoco, porque la calidad de eso... sería discutible—.
    En fin... Me ha encantado, creo que tienes una visión muy acertada —y muy quirúrgica de todo esto—.
    Un abrazo, Jen!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha dado una alegría tremenda que te haya gustado el artículo porque sé que tú entiendes mucho de este mundillo y estás al día. Muchas gracias por pasarte y otro abrazo para ti :)

      Eliminar
  3. Hola,

    Maravilloso. He visto que Jaume (Excentrya) hablaba maravillas de este post y he venido directo, porque además he leído otras entradas tuyas y me gustan. Y ha sido tan bueno como esperaba y más.
    Me quedo con dos frases que yo mismo me he dicho alguna vez: "muchos escritores más preocupados por su blog que por su escritura" y "las redes sociales son para conversar, no para vender libros".
    No nos convirtamos en robots :)
    Un saludo,
    Óscar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte, Óscar. Me encanta que te haya gustado el artículo. A veces no sé si nos está matando el marketing o volviendo locos jeje.

      Un saludo para ti también :)

      Eliminar
  4. ¡Maravilloso! Independiente del tema que manejas en tus publicaciones, me encanta la manera tan amena en la que los abordas; claro que se agregan puntos cuando los temas son tan interesantes y ayudan a otros a entender ciertos problemas o situaciones que debemos enfrentar los escritores, en este caso, hablando de la generación que se mueve en las redes sociales. Me encanta leerte, Jennifer. Por cierto, tengo que decirlo si no me pongo triste, jeje, me encanta tu voz. Te deseo muchos éxitos en tu vida. Ten por seguro que leeré tu novela en cuanto salga, mantenme informado, porfis. Abrazos fuertes y cariñosos, la mejor de la vibras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué alegría verte por aquí! Por supuesto que cuando tenga lista mi novela lo anunciaré por todas partes y seré un poco pesada con ella.

      ¡Cuídate mucho!

      Eliminar
  5. ¡POR FIN ALGUIEN LO DICE! Pienso exactamente igual que tú en todo, así que no sé qué más aportar... Salvo que me quitas un peso de encima al ver que no estoy sola, sobre todo ahora que he cerrado mi blog de toda la vida después de 8 años para ir cerrando etapas y abriendo otras nuevas. El próximo paso será acabar mi novela mientras doy caña por YouTube, Twitter, Instagram y Facebook mientras ahorro para contratar a alguien que me haga una página de autora. Así este tiempo voy a dedicarme también a ir planificando ya artículos interesantes que escribir, pero durante estos meses en que no escriba en ningún sitio (tipo blog me refiero) no se va a parar el mundo. O eso espero... Jajaja
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estás sola, ni mucho menos. Yo también tengo el blog un poco parado porque quiero terminar de escribir algunos proyectos, luego ya iré retomando las publicaciones. ¡Mucha suerte!

      Eliminar

Mi blog, mi casa y mi única norma: no permito ninguna representación de odio ♥