Cómo incluir personajes LGBT en tu libro y por qué

17.2.17 | 23 comentarios

Quiero contar lo que me pasó en la tienda de cómics. Seguramente, fue el momento más increíble que he vivido aquí.

Después del típico sábado con un montón de trabajo, una chica adolescente entra. Parece muy asustada y cuando la saludo pega un brinco. Comienza a ir de un lado a otro por la estantería de novedades y la pobre parece abrumada. Así que me acerco a ella y le pregunto si puedo ayudarla en algo. Ella admite con timidez que buscaba algo de Supergirl.

Vamos a esa sección y le pregunto si ve la serie. Sonríe un poco y asiente, dice que Alex es su favorita. Yo le menciono que soy una gran fan de la pareja Sanvers y la pobre se echa a llorar.

Alex Danvers y Maggie Sawyers son Sanvers

Intento averiguar qué demonios hice para molestarla. Está llorando y estoy flipando.

Después de un minuto o así, todo encaja. Estoy viendo llorar a una joven lesbiana. Una que está pasando por graves problemas.

Nos sentamos en una cafetería y hablamos un rato. Me cuenta que después de verlo por todo su Tumblr, se hizo una maratón de Supergirl y cuando llegó al arco argumental donde Alex salía del armario, fue cuando las cosas la golpearon de lleno.

Me cuenta que solo quería morirse desde hace mucho tiempo y cuando la trama de Alex continuó desarrollándose, se dio cuenta de que podía ser feliz, de que también podía ser amada. Ya no quería morir. Por primera vez, no quería morir porque vio a Alex ser increíble y ser queer.

Vino a la tienda con la esperanza de encontrar algo mientras pasaba el parón de la serie y así no caer de nuevo en la depresión. No tenía ni idea de que los personajes de comic gay existían. Le conté sobre Batwoman, Midnighter y Renee Montoya. Incluso, rebusqué una copia de Las aventuras de Supergirl.

Aquí Midnighter y su bae Apollo

Ella tenía suficiente dinero para uno, pero no sabe cuál pillar. Decide que Batwoman y me pide que si puedo guardarle los demás. Yo estaba teniendo una crisis interna en ese momento porque esta cría era yo hace unos años. Casi no podía retener mis lágrimas.

Le terminé por comprar otros tres yo misma y le hice prometerme que dentro de diez años ayudaría a otra chica como ella. Así que terminé con 60 pavos menos y lloré en el baño durante una hora, pero valió la pena.


Esta historia la contó una mujer en Twitter y se hizo viral enseguida (hasta apareció en medios españoles). Podría ser una historia anormal, pero no lo es. Vaya, yo podría haber contado, en su lugar, alguna de las historias de este tipo que conozco personalmente.

Como fangirl que soy, en cuanto me meto de lleno en alguna fandom donde se trata algún tema LGBT, encuentro anécdotas similares a la de arriba. Muchas. Quizá, demasiadas.

Es una realidad actual, en pleno siglo XXI, año 2019. Chicas, chicos y no tan jóvenes descubriendo quiénes son y normalizando lo que sienten gracias a la representación LGBT en la ficción.

Y no, si siguen ocurriendo estas cosas es porque no hay suficiente representación LGBT en la ficción y la poca que hay no suele ser la mejor.

Esa es la primera de las razones para…

Poner un personaje LGBT en tu libro

Porque aunque es ficción, en la ficción se refleja parte de la realidad que nos rodea. Pese a que escribas sobre gnomos y demonios del inframundo, hay partes de tu historia que son meros reflejos del mundo que conocemos.

¿Hay algún motivo que explique que todos los personajes de tu universo sean heterosexuales o cis-género?


Sería injusto concebir un mundo donde el estándar sea la cis heterosexualidad (o lo único), pues no es lo real.

De hecho, cada día te cruzas con unas cuantas personas queer. Lo que pasa es, que a diferencia de tener rasgos asiáticos u otra característica física, la sexualidad no es un rasgo visible.

Por eso existe un término conocido como «salir del armario». Porque todo el mundo asumirá que eres hetero o de un género determinado hasta que digas o demuestres lo contrario.

Esto provoca que otras identidades no sean visibles en el mundo cotidiano. La sociedad asume que eres cis heterosexual y así lo asumirás tú también hasta que sientas que algo en ti no es igual a ese modelo por defecto que quieren venderte.

Porque más tarde o más temprano, uno descubre cuál es su verdadera identidad.

Ojo con lo que dije ahí: descubre y no elige, NUNCA es una elección.

Por esta razón, esta chica de la anécdota, con la que abría el artículo, no se sentía nada bien consigo misma. Incluso pensaba en morirse. Eso es un sentimiento demasiado terrorífico para cualquier, pero especialmente devastador en una chica tan joven. Se sentía fuera de la normalidad preestablecida, y salirse del patrón y ser raro es algo que castiga duramente la sociedad.

Pero en cuanto esta chica se vio representada en un personaje, entendió que era tan normal como cualquier otra persona.

Esto es lo que hace la representación: ayuda a normalizar situaciones, personas y realidades que no son tan visibles. A veces salva también a personas y ayuda a entender al resto.

Y esa es la mayor de las razones por las que deberías plantearte meter a un personaje LGBT en tu historia. No solo para decir "oye, esto existe", sino porque al no haber tanta visibilidad, es fácil caer en tópicos dañinos e irreales que al final fundamentan la LGBTfobia.

Otra razón es que habrá gente que quiera leer sobre estos temas y sentirse representada, es un público que está siempre ahí. Aunque prefiero que pienses en este motivo como un aliento para combatir el argumento de «nadie va a querer leer esto, a nadie le interesa esto», pues no es cierto.

Gracias a las redes sociales, principalmente, la sociedad está cada vez más concienciada sobre temas sociales y, en especial, las nuevas generaciones están muy interesadas en leer historias desde la visión de otros personajes diferentes. Tradicionalmente, estamos acostumbrados a leer ciertos tópicos y arquetipos de personajes en las historias (personajes blancos y heterosexuales, en general) y está naciendo esa necesidad de explorar las historias "de siempre" desde otras perspectivas, de concebir un universo de ficción más cercano a la realidad y eso es un universo donde existe mayor diversidad.

Así que en este artículo hablaré sobre escribir personajes queer o LGBT.

¿Qué es un personaje LGBT?

El término LGBT viene de Lesbiana, Gay, Bisexual y Transgénero. Estas son las siglas con las que se engloba al colectivo que lucha por los derechos de estas personas y donde se incluyen, como es obvio, a estas personas.


Aunque en la actualidad existe bastante discusión sobre esto, también se pueden incluir otros términos que definen a personas no heteronormativas. Por eso, habrás visto algunas variantes del término como LGBTQ, LGBTI, LGBT+… que pretenden ser más inclusivas.

Si quieres saber mi opinión: usa las siglas que quieras o céntrate en lo que quieras destacar (asexualidad, intersexualidad, homosexualidad, personas no binarias…).

En medio del debate, el término queer viene a englobar a todos los que no son considerados normativos, ya sea por su orientación sexual o identidad de género. Aunque no todo el mundo considera este término adecuado, pues nació para ser usado de forma discriminatoria. Esa es la razón por la que algunos se apropiaron de la palabra y en la actualidad la usan para borrar sus connotaciones negativas.


Que no te asusten todas estas palabras, hice una guía de recomendaciones con las expresiones y designaciones que usan las personas LGBT.

Bueno, lo que de verdad importa sobre esto, en este artículo que escribo, es entender que el término LGBT hace alusión a varias cosas, que cada letra representa algo, y que cuando digo personajes LGBT no estoy refiriéndome solo a personajes homosexuales y mucho menos a personajes gays masculinos, ellos son solo una parte.

El colectivo lucha junto, pero cada parte tiene sus propios problemas y vive una realidad diferente al resto.

Representar correctamente a los personajes LGBT?

Si eres heterosexual, habrá muchas cosas que no te plantearás porque nunca has tenido que pensar en ellas ni te afectan.

¿Qué más da definir la sexualidad de un personaje? ¡Todos somos personas! ¿No?

La sexualidad, al igual que la identidad de género, es parte de nuestra identidad como personas y, por lo tanto, es parte fundamental de las características de un personaje.


Cuando digo buena representación LGBT, me refiero a personajes que se sientan reales y no una caricatura o simples elementos de una trama. Quiero decir que son personajes y, además, LGBT.

Trata de pensar en estos personajes más allá de estereotipos LGBT preconcebidos y de su propia sexualidad o género. Es algo bastante parecido a lo que decía en el artículo de escribir personajes femeninos.

Recuerda que son personas, que además de no ser heterosexuales, tienen inquietudes, sueños, motivaciones… ese es el mejor consejo para escribirlos.

Que la sexualidad sea una parte de su ser y no su razón de existir.


Dicho esto, voy con algunos puntos a tener en cuenta...

1 - La representación LGBT, el romance y el drama
El mero hecho de que la ficción solo recuerde la diversidad LGBT cuando se trata de romance o quiere hablar de un tema específico como la homofobia o transfobia (sobre todo lo primero, aunque no son las únicas "fobias" incluidas dentro del colectivo, sí son de las que más se acuerda la ficción) es un claro indicio de que es necesario esa representación de la diversidad.

No es necesario destacar una sexualidad solo por la trama romántica (o dramática). De hecho, aunque un personaje, digamos bisexual, no tenga ninguna interacción romántica, debería ser relevante para el autor saber sus preferencias sexuales.

Nuestra sexualidad define cómo nos relacionamos con las demás personas, con el entorno e, incluso, lo que pensamos. Así es cómo un señor bisexual sentiría cierta fascinación por un personaje masculino que le gusta o le parece atractivo, pero uno heterosexual ni se inmutaría, por ejemplo.

2 - El miedo a las etiquetas
Está claro que si excluimos algo, lo separamos y lo señalamos claramente, lo estamos tratando de diferente, ¿no?

Eso es cierto, pero llamar a las cosas por su nombre, en cuando a identidades LGBT se refiere, es MUY importante para una buena representación y, sobre todo, para normalizarlas.

Aunque parezca contradictorio, si no le das nombre y lo diferencias de lo que parece «lo normal», es bastante difícil que lo hagas visible en un entorno donde se ha establecido un modelo cis heterosexual como norma.

El primer paso de la normalización es hacerlo visible y entender que existe, para eso se necesitan las etiquetas.

Aunque no es tan fácil como escribir: «Pues Pepita era alta, rubia y lesbiana». ¿Acaso indicarías la sexualidad así de un personaje heterosexual? La verdad, nunca he leído: «Pues Juana era morena y un poco hetero».

Aquí viene el siguiente punto:

3 - La identidad LBGT no define a un personaje
La sexualidad es una parte importante, pero nunca es lo más relevante de una persona, menos lo es de tus personajes.

Si un personaje solo existe por ser gay, es una mala representación LGBT y seguro que un mal personaje también.


Hay maneras mucho más adecuadas de «sacar a tus personajes del armario». Puede ser una situación donde el personaje aclare sus preferencias o puedes seguir esa regla de muestra, no digas:

—Mis relaciones con los hombres han sido desastrosas, a veces no sé si soy yo o ellos —se lamentó Ana mientras meneaba su copa de vino.
—Pues no creas que saliendo con mujeres la cosa mejoraría, te lo digo como experiencia —le respondió su amiga con una sonrisa melancólica.
—Será que el amor es una mentira del Corte Inglés para vendernos estupideces de San Valentín.
Y las dos amigas se echaron a reír.

Esto es un ejemplo que me acabo de inventar. Se deja entrever que la amiga de Ana sale con mujeres, no asegura que sea lesbiana, pues bien podría ser bisexual, pero al menos se puede entender que no es heterosexual. Más adelante puede haber otra escena que acabe de confirmarlo o no.

Depende de cómo plantees tu universo.

4 - La concepción de la sociedad respecto a lo LGBT
A menudo me pasan textos que incluyen personajes LGBT que no están nada mal, pero la historia cojea en un punto importante (a mi modo de ver) y es la sociedad.

En la ficción es importante cómo la sociedad percibe a las personas LGBT porque de ello también depende cómo será el personaje, sus creencias, su experiencia, cómo se comporte en la historia, cómo reaccionen los demás a su alrededor, etc.

Si se sigue un modelo de la sociedad actual, se le dará más relevancia a las etiquetas, pues se pensará que lo defecto es lo heterosexual y todavía estamos en proceso de normalizar lo demás.

Cosima, Orphan Black: "Mi sexualidad no es lo más interesante de mí"

Por el contrario, si en tu universo este tema está normalizado, pues genial, que cada uno haga y esté con quien quiera sin darle más vueltas. En este último caso, tienes que tener en cuenta, que aunque la sexualidad de los personajes no sea importante, seguirán teniendo alguna sexualidad.

Bo, Lost Girl: protagonista bisexual que tiene dos relaciones (hombre y mujer) con el mismo peso en la trama, nadie le da importancia ni hace referencia a ningún tipo de sexualidad

Con esto en mente, no podemos caer en contradicciones.

Me pasó con un texto que me mandaron donde el universo en el que se construye la historia era bastante tolerante, es decir, no existían este tipo de opresiones y estaba bastante normalizado. Sin embargo, había un personaje ya adulto que se daba cuenta que de pronto le atraían las personas de su mismo género.

En una sociedad que tiene tan aceptadas las identidades LGBT y forman parte de su día a día, es poco probable que alguien crezca creyendo que es heterosexual, debería de estar abierto a todas las posibilidades y descubrir sus preferencias, como muy tarde, a lo largo de la adolescencia. Tendría suficientes referentes para darse cuenta o para haberlo explorado por sí mismo.

Por supuesto, estos detalles no son tan fáciles de ver normalmente y quizá sea necesario un lector de sensibilidad, que no es otra cosa que una persona formada sobre estos temas que te puede asesorar (spoiler: por ejemplo yo).

5 - La representación LGBT no es amor libre
Lo cual no quiere decir que no puedas construir un universo donde se amen todos entre todos, pero eso es otra cosa.

Cuando hablamos de personajes LGBT no tenemos por qué referirnos exclusivamente al amor o al sexo (lo de Love Wins y demás está bien para reivindicar temas como el derecho al matrimonio o a una unión que reconozcan las leyes, pero no para otros los derechos LGBT). Como decía más arriba, las personas LGBT existen más allá del amor y también del sexo.

El derecho fundamental de cualquier humano para tener una vida digna no se centra precisamente en el amor y, de hecho, ser LGBT no se refiere solo a amar. Por ejemplo, el derecho de las personas transgénero a ser reconocidas legalmente con el género que les identifica y no el que les ha sido impuesto al nacer.

Dicho esto, para la representación LGBT es importante guardar una coherencia en la construcción de la identidad de estos personajes: uno no puede ser los lunes bisexual, los martes hetero, los miércoles gay y el resto de la semana asexual.


Creo que estos 5 puntos son los principales para una buena representación LGBT.

Por supuesto, no saber sobre personas LGBT no es una excusa para no escribirlas e incluirlas en un libro o cualquier historia. Una parte muy importante del escritor es documentarse, pues para esto también vale. Siempre quedarán los lectores de sensibilidad (sensitivity readers) para asesorar a cualquier escritor interesado.

Si todavía no encuentras razones suficientes para incluir personajes LGBT en la ficción, quizá la pregunta que debas hacerte no es «¿por qué incluirlos?», sino «¿por qué no los quieres incluir?».

¿Conoces historias que incluyan representación LGBT? ¿Qué es para ti una buena representación?

Quien abre el artículo en la cabecera es Nomi Marks de la serie Sense8: sensate, bloguera, hacker, tiene una novia preciosa (la de la foto) y es una mujer trans.

NOTA: He intentado ser lo más inclusiva posible, pues LGBT engloba a muchas personas y es muy diverso. Me he centrado más en la sexualidad que en temas de género (porque es lo que más domino), pero no hay que olvidar que la T existe. Para personajes trans te recomiendo leer la información que detallo en esta guía sobre recomendaciones para escribir personajes LGBT y este artículo de Daru en el blog de Rocío Vega.

Te recomiendo...

23 comentarios

  1. Ay, por favor. Ahora mismo no te puedo querer más.
    De vez en cuando este tema brota en las redes y ahora se está hablando mucho sobre esto. Yo creo que meter personajes LGTB+ en la ficción debería ser tan natural como meter un personaje heterosexual.
    Estoy totalmente de acuerdo contigo en que si perteneces a este colectivo esto se va a ver reflejado en toda tu vida y no solo en tu sexualidad, por lo que un personaje LGTB va a tener una forma concreta de reaccionar ante determinadas situaciones o comentarios de otros personajes, así como la forma de vivir su vida va a ser diferente si en nuestra ficción esta discriminación es tan real como en nuestro mundo.
    En la ficción de fantasía o CiFi tenemos la oportunidad de introducir personajes de este tipo y hacerlo de una forma totalmente natural si estamos creando un mundo en el que no existe esta discriminación, algo muy interesante, de la misma forma que por ser una fantasía medieval, al ser fantasía podemos crear un mundo feminista.
    Creo que la visibilidad y normalización está en la ficción primero; y creo que muchxs autores no son conscientes de este compromiso.
    Genial la entrada. Y dioses, y la historia de la chica no la conocía, casi me pongo a llorar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como parte del colectivo LGBT, sé la importancia de la representación en la ficción, no solo para gente LGBT sino para el resto. Ahora me gustaría que los autores incluyan este tipo de personajes como añadirían cualquier otro porque es lo NORMAL, no necesitan una justificación extra. Ojalá sigamos hablando sobre esto y creando mundos más diversos.

      Gracias por pasarte :D

      Eliminar
  2. Muy buenas!
    Me ha encantado el artículo y te doy toda la razón. Lo que más gana de una historia es que la gente se identifique con algún personaje.
    Cuando empecé a escribir mi novela de fantasía al principio no había ningun personaje lgtb, pero a medida que me he ido haciendo mayor he empezado a comprender mejor algunas cosas y he terminado de cohesionar la historia, me sorprendió que algunos personajes me pidieran eso precisamente, a gritos. Porque el mundo no solo es blancos y negros. Cuando empecé a trabajar en esos aspectos de los personajes ganaron en profundidad y la historia entera se entiqueció muchísimo.

    Refuerzo lo que has dicho que hay que documentarse, porque el mundo LGTB es inmenso hay cientos de matices y no tiene nada que ver con los clichés y los estereotipos que rulan por el mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo y me alegro de que lograras dar esa profundidad a tus personajes. Cuando vencemos prejuicios somos capaces de escribir muchas más cosas y dejar que nuestros personajes nos hablen de lo que quieren ser. Muchas gracias por pasarte :)

      Eliminar
  3. No me mola hacer Spam usando como excusa estos temas, pero ya que lo pides... En mi libro La vara de serbal aparecen unos cuantos personajes Lgtb (hay también un asexual pero eso solo lo se yo) y no todos son de "los buenos". Lo más curioso es que más que idear, "descubrí" que lo eran. Por si interesa dejo el enlace de Amazon; https://www.amazon.es/vara-serbal-Nicol%C3%A1s-Aparicio-Fern%C3%A1ndez-ebook/dp/B06WD2RN87/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1487353776&sr=8-1&keywords=la+vara+de+serbal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo ideal, no planificar que sea una cosa u otra, sino dejar que surjan naturalmente cómo son nuestros personajes. Gracias por pasarte, éxito con tu libro :D

      Eliminar
  4. Me encantó el artículo. Quiero decir que creo que más que personajes LGTB hacen más falta protagonistas principales LGTB sobre todo en fantasía, donde queremos vernos reflejados en los héroes y que no sólo los heterosexuales salven el mundo. Un gran ejemplo de este tipo de literatura para jóvenes seria Creadores de magia de C.J. Cilleros. Una trilogía muy recomendable para todas las edades. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la recomendación. Estoy de acuerdo que hacen faltan más protagonistas LGBT, en general hace falta más diversidad en el tema de protagonistas. Por mi parte, tengo esperanza en que poco a poco esto vaya mejorando, al menos se nota que se habla más de estos temas y eso es bueno. Gracias por pasarte :)

      Eliminar
  5. Llevo unos días hablando con una amiga sobre Sanvers y Supercorp (Kara y Lena, soñar es gratis, lo sé jajaja) y justo veo hoy tu post y otros más sobre la importancia de los personajes LGTB+
    Cuando creces viendo y leyendo solo tramas heterosexuales, te sientes como vacía, que te falta algo, hasta que aparecen series como la que has mencionado (y qué mejores ejemplos de normalización de personajes que Cosima, Bo y Nomi). Sentirse comprendida aunque sea gracias a una serie/peli/libro es tan gratificante y algo que todos deberíamos sentir y que, a veces, me da la sensación de que los heterosexuales y cisgénero infravaloran porque, como bien dices, lo asumen por defecto.
    Me hago un poco de promoción descarada y te voy a hablar de mi novela 'Nivel 10' (https://www.amazon.es/dp/B01HZTN9U6), cuya protagonista es lesbiana y es muy apañada ;) Además, aunque solo haya publicado una novela, todo lo que escribo lo protagonizan personajes LGTB+
    Muy buen artículo :)
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Había escuchado hablar de tu novela y creo que me la acabas de vender xD

      Gracias por pasarte, es un placer conocer a más autores que escriben sobre personajes LGBT ^^

      Eliminar
  6. ¡Gran artículo! Desgranando los detallitos y las malas representaciones, pero también destacando algunas más correctas o directamente buenas. Así sí que da gusto. En particular creo que es buena elección llevarlo al terreno personal con la primera parte del artículo (que ha hecho que se me salte la lagrimilla), por lo poco consciente que es la gente que dice que con que haya un gay de fondo ya es suficiente.

    Muchas gracias por escribir este artículo~

    Atte. Rika~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por pasarte y comentar. Me hace muy feliz que te guste el artículo, lo hice lo mejor que pude porque para mí es un tema muy importante.

      Saludos :D

      Eliminar
  7. Hay una serie de novelas de fantasía con unos geniales protagonistas LGBTI. Se llama "Nightrunner". Aquí la puedes ver en Goodreads: http://www.goodreads.com/series/40357-nightrunner

    Me gusta mucho esta serie porque la homosexualidad es simplemente una característica más de los protagonistas. Los protagonistas terminan enamorándose uno del otro, pero es algo que se da poco a poco, sin prisas y con naturalidad. Eso me encanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, gracias por la recomendación. Me encantan esas historias que lo incluyen sin más, porque es así como debería ser en la vida real.

      Eliminar
    2. La verdad es que sí. La saga tiene sus altos y bajos, pero los personajes me parecen geniales. Me parece que los protagonistas son bisexuales, pero no lo recuerdo bien porque me leí los libros hace tiempo. De todas formas, la relación de pareja principal se da entre ellos dos.

      Por cierto, tal vez esto te pueda interesar también:

      http://www.torforgeblog.com/2017/06/01/celebrate-pride-month-with-tor-com/

      (Aunque no me he leído ninguno de esos libros, no sé qué tal sean)

      Eliminar
    3. Oh, gracias por el enlace. Me apunto todos los libros que quiero darle caña a mi inglés ^^

      Eliminar
  8. La mejor entrada que leí en lo que va del año, muy motivadora. Gracias por escribirla.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. El prota de mi primera novela es gay (sin clichés) y si no lo fuera no habría trama...

    Muy buen artículo.

    ResponderEliminar
  11. Oh Dios me has salvado totalmente♥ Estoy empezando a escribir una novela de fantasía, todo iba muy ben pero la verdad es que la parte de los romances y las parejas no son lo mío pero necesitaba incluirlo y quise poner un personaje LGBT ya que iba perfecto para la trama pero no tenía ni idea de como mostrar su orientación sexual! empezaba a frustrarme y se me ocurrió buscar en internet (no se me habpia ocurrido antes ._. que primitiva Miranda hahaha) Y tu blog me ha salvado <3 *Nos has salvado, estamos agradecidos* ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes lo que me alegra tu comentario :D

      Me ha pasado también que me he atascado en partes de mis historias y luego he encontrado información por internet que me han iluminado las ideas.

      ¡Mucha suerte con esa historia! Y gracias por pasarte :)

      Eliminar

Mi blog, mi casa y mi única norma: no permito ninguna representación de odio ♥