Así gané visitas en mi página web de escritora y aparecí en Google

ganar visitas en web de escritor


¿Has probado a buscar tu nombre de escritor en Google? ¿Y el título de la novela que publicaste?

Imagina que un booktuber te nombra en uno de sus vídeos, que alguien te recomienda en las redes sociales o que tengas un relato publicado en una antología o una revista, imagina que entonces una persona que lo lee busca tu nombre por curiosidad y…

¡No aparece nada sobre ti!

No importa si tienes más libros publicados y mejores. Tampoco si has conseguido publicar en este u otro sitio. Si no hay información, si no la pueden encontrar, pierdes la oportunidad de que esa persona te descubra y se interese por ti. En un mundo cambiante como el nuestro y en un lugar lleno de estímulos e información, como lo es internet, la gente cambia de interés con rapidez. El usuario desistirá y se olvidará de ti.

Mira, por ejemplo, lo que ocurre si alguien escucha o lee por ahí el título de mi libro y lo busca en Google:

Tarjeta enriquecida del libro Querida Muerte
Tarjeta enriquecida que aparece porque Google sabe que es un libro

Búsqueda del libro Querida Muerte
Principales resultados al buscar "Querida Muerte"

Y lo que aparece, aún más importante, si buscan mi nombre:

Tarjeta enriquecida de escritora
Tarjeta enriquecida porque sabe que soy escritora

Principales búsquedas de Jennifer Moraz
Principales resultados de la búsqueda "Jennifer Moraz"

Vale, has entendido lo importante que es aparecer en el buscador. Ahora viene la pregunta: ¿qué hacer para aparecer en Google?

No solo se trata de aparecer, lo que te interesa es posicionarte en el primer lugar de Google porque es el resultado más relevante, el que mirarán casi todos los usuarios.

¿Cuántas veces en tu vida has pasado a la página 2 de Google?

Exaaaacto. El primer lugar es lo que te interesa.

¿Y cómo lo vas a conseguir?

No hay una forma de hacerlo, ni siquiera existe un método de pasos concreto que hagas en un momento y listo. Las razones de que Google decida posicionar una web más arriba o abajo en su buscador son secretas, así que solo quedan las experiencias y experimentos que realizan muchos creadores de contenidos. Esa cosa misteriosa y amenazante para muchos escritores que se llama SEO.

¡No te asustes aún!

Lo que haré en este artículo es explicarte lo que yo realicé para aparecer en Google y cómo gracias al buscador conseguí las primeras visitas en este blog.

Ya te adelanto que vas a necesitar cumplir dos puntos primordiales:

  1. Tener una página web o un blog.
  2. Ganar visitas en dicha web.

Empezamos…

Creando tu página web o blog

Google es más listo de lo que crees, si le das información sobre ti, con el tiempo la irá recopilando. La mejor forma y la más segura de hacerlo es a través de tu propia página web.

Hoy en día crear una página web es muy sencillo. Hay servicios que te permiten hacerlo incluso gratis y que para salir del paso están bien (sobre todo si no posees conocimientos de programación web).

Incluso, puedes hacerte un blog como el mío, que es lo que yo te recomiendo. La diferencia con la página web es que con un blog puedes ir subiendo contenidos en formato de artículos (como este que estás leyendo), por lo que ofrecerás contenido interesante para tus lectores (y la importancia de esto te lo explico más adelante, es parte nuestra estrategia).

También hay servicios para crear tu blog. El más famoso es Wordpress.org que te permite tener un blog totalmente profesional. Aunque es gratuito, debes costearte un hosting web y mantenerlo por tu cuenta (para lo que necesitas ciertos conocimientos técnicos).

Hay alternativas como Wordpress.com, que hasta cierto punto es gratuito y no tienes que adquirir ningún hosting ni mantenerlo, ya que te lo hacen ellos. Tú solo tienes que preocuparte de ponerlo bonito. Otra opción puede ser Medium, aunque no te da libertad de personalización.

La que yo uso es Blogger, que muchos no recomendarían, y si te soy sincera se está quedando un poco obsoleto. La elegí porque al igual que Wordpress.com es un servicio que no tengo que hostear ni mantener, ya que de eso se encarga Google, y además es totalmente gratuito y me da bastante libertad.

Sin embargo, a día de hoy no puedo recomendarlo para alguien que empieza, es preferible que elijas alguna de las opciones que nombro más arriba. Salvo que no te importe encontrarte con una herramienta que no es tan moderna como las demás.

Una vez tienes tu blog listo. Vamos con lo que de verdad es más difícil: conseguir visitas.

Cómo ganar visitas en tu blog de escritor

He decidido dividir esta parte en diferentes pasos o estrategias. Aunque te dé miedo la palabra SEO, en el fondo lo que apliqué fueron algunas estrategias de eso. Así verás que no se trata de magia negra y que el SEO también tiene algo de sentido común.

1. Darte de alta en Google Search Console y subir el sitemap de tu web

No es obligatorio hacerlo, pero te aseguro que si lo haces conseguirás posicionarte por tu nombre de autor en apenas unos días (si no hay otros autores con los que compartas nombre, en ese caso puedes tardar un poco más).

¡Esto quiere decir que en poco tiempo ya te pueden encontrar si buscan tu nombre!

Al darte de alta en Google Search Console, te pedirá que verifiques tu propiedad. Si tienes un dominio propio (del estilo pepitoelescritor.com), puedes usar la primera opción. Solo tienes que añadir un registro DNS a tu panel del dominio y listo. A veces puede tardar más de 24 horas en verificarlo.

Métodos de verificación de Google Search Console


En cualquier otro caso, y si el método anterior no te funciona, puedes usar la segunda opción, la cual te permite verificar tu dominio de varias formas. La más fácil es añadir una metaetiqueta a tu blog.

Otros métodos de verificación Google Search Console


Solo tienes que copiar y pegar la metaetiqueta que te da Google Search Console dentro de las etiquetas <head> de tu página.

Verificación por etiqueta HTML Google Search Console


Una vez que te lo detecta, ya puedes entrar en el panel. Allí puedes subir el sitemap de tu blog, yendo al apartado Sitemaps en el menú lateral e introduciendo la URL del tuyo. Normalmente se encuentran en el directorio raíz de tu web, es decir, tudominio/sitemap.xml.

Por ejemplo, el mío es: jennifermd.com/sitemap.xml.

Como podrás comprobar es un archivo con códigos que muestra los enlaces de tu web, esto facilita a Google entender tu página web y qué contenidos tiene. Por eso es tan importante, aunque, repito, no imprescindible.

Si el servicio para crear tu web no dispone de un sitemap, puedes generarlo por tu cuenta. Hay muchísimos generadores de sitemap que te lo hacen simplemente introduciendo la dirección de tu página web.

Con todos estos pasos ya le hemos dicho a Google que nuestra página existe y que nos la indexe en su buscador. Con el tiempo Google acabaría haciéndolo por su cuenta cuando encuentre un enlace en algún lugar que apunte a ella, pero mejor ahorrarnos tiempo, ¿no?

Eso sí no olvides indicar en el título de tu blog tu nombre de escritor. Fíjate en el mío ya aparece Jennifer Moraz.

2. Escribir artículos en tu blog

Esta fue desde el principio la parte más importante de mi estrategia. Nutrir nuestra página de contenido nuevo e interesante te permite, entre otras cosas, que:

  1. Los usuarios se queden leyendo y se empiecen a interesar por ti.
  2. Los usuarios regresen a ver nuevo contenido.
  3. Se comparta tu página por redes sociales.
  4. Conseguir que te enlacen desde otros sitios.

Para que sea más efectivo, debes centrarte en una temática. En mi caso, comencé a publicar contenido sobre escritura para atraer a otros escritores. Todavía sigo subiendo contenido para escritores (como este artículo), aunque no es la única temática que trato porque no solo me interesa atraer escritores, también lectores. Puede que a ti te interese atraer más lectores, normalmente del género del que escribes, que escritores.

Para saber a quién dirigir tus contenidos tienes que tener claro cuál es tu objetivo, a dónde quieres orientar tu carrera de escritor. Si solo te interesa publicar novelas y nunca vas ofrecer servicios o productos a otros escritores, no deberías de centrar tus contenidos en los escritores, sino en lectores de libros, esto es: hablar más de libros y de literatura que de escribir.

Vale, ¿y cómo encuentro temas interesantes para mis posibles lectores?

Lo más fácil: centrarse en el género principal de tus historias. El mío es la fantasía y por eso he escrito artículos como los mejores generadores de mapas de fantasía o qué es la fantasía urbana. Pero también tengo en cuenta elementos que tienen mis historias, por ejemplo, uso muchos personajes femeninos, así que tengo artículos sobre eso.

Mi fallo cuando lancé el blog (porque, entre otras cosas, carecía de conocimientos) fue no tener una estrategia clara de contenidos, es decir, publicaba más por intuición. No estudié términos que la gente buscara en Google de los que yo podía escribir, no analicé la competencia, etc. Aun así, gracias a mi dedicación, al final funcionó y conseguí posicionar un par de artículos de mi blog.

Lo que hice fue lo siguiente:

Lancé el blog con dos artículos, podrían haber sido más. El fin es que cuando la gente entrara ya tuviera varias cosas que leer. Y luego, cada semana fui publicando un nuevo artículo.

¿Cuánto tardó mi blog en posicionarse en Google?

El primer artículo que publiqué fue este, el día 15 de enero de 2016. Abajo te dejo un gráfico de Google Analytics donde se muestran las visitas orgánicas del blog, es decir, las visitas que provienen de búsquedas de Google (principalmente).

Visitas los primeros meses


Como puedes ver, al mes siguiente ya estaba llegando alguna visita, pero es en marzo (dos meses más tarde) cuando estas visitas empiezan a ser más regulares.

No obstante, no es hasta más de 6 meses después cuando se empieza a notar que mi blog ha escalado posiciones y algunos de sus contenidos ya están apareciendo entre las primeras posiciones.

Crecimiento del blog los primeros meses


Y como te decía más arriba, esto lo conseguí publicando buenos contenidos aunque usando más la intuición que cualquier estrategia de SEO o cualquier otra artimaña de marketing. Esto es un ejemplo claro de que lo puedes conseguir tú también sin tener que dedicar grandes esfuerzos o cantidades de dinero en formación en marketing. Eso sí, a veces me pregunto cómo cambiarían esos números de haber tenido en ese momento los conocimientos que tengo hoy en día

Aquí tengo que aclarar algo: no fue solo gracias a subir contenidos regulares que conseguí visitas y hacer crecer mi blog, fueron esenciales las redes sociales.

3. Trabajar las redes sociales

Al principio, como para Google era una desconocida, tenía que buscar mi público en las redes sociales. Para que esto funcione es importante compartir contenido en ellas, hecho por ti o por terceros; lo que se llama curación de contenidos. Y no solo eso, tienes que relacionarte con las demás personas y trabajar las interacciones con tus seguidores.

En este último punto es donde fallan muchos y lo que hace que se desmotiven, porque no reciben interacciones y parece que nadie les hace caso, pero si tienes pocos seguidores y además no interactúas con nadie, la gente te va a percibir como un extraño. ¿Y tú sueles hablar con extraños?

Respecto a lo que compartir en las redes sociales, es importante que tengas en cuenta que lo que triunfan son los contenidos útiles, el humor y todo lo original. Contenido útil y original ya estás creando con tu blog, así que puedes compartir eso.

Yo lo que hacía era casi todos los días compartir mis artículos en redes sociales, lo cual combinaba con contenidos de otros blogs (nombrando a sus autores). Así conseguía varias cosas:

  1. No ser repetitiva y estar siempre hablando de mí (a la gente no le gusta).
  2. Nutrir de contenidos diarios mis redes sociales (importante para que la gente te vea).
  3. Llamar la atención de otros escritores y bloggers (que con suerte mirarían mis contenidos o me devolvieran el gesto compartiendo alguno de mis artículos).

Recuerda que no tienes que estar las 24 horas en las redes sociales, puedes programar las publicaciones. Casi todas las redes sociales te permiten hacerlo sin utilizar ninguna otra aplicación extra.

4. Participar en otros blogs

Trabajar tu relación con otros escritores es muy bueno, especialmente si tienes un blog, porque más de una vez pueden contar contigo para hacer alguna colaboración o recomendarte en sus propios blogs. Eso es genial para ayudar a tu blog a ganar notoriedad de cara a Google y también que parte de sus seguidores te descubran.

Si haces contenido diferenciado, será mucho más fácil que te acaben recomendando. En cualquier otro caso, puedes comentar en sus blogs, recomendarles tú a ellos o realizar una colaboración con ellos en tu página de autor. Así poco a poco irás mejorando tu relación digital con ellos.

Eso sí, ¡importante!, procura participar con aquellos autores que sean de un género similar al tuyo. Esto no quiere decir que ignores a otros escritores que no escriban, en mi caso, fantasía; sino que planifiques donde te interesa invertir más tiempo y esfuerzo. Al final, cualquier relación dentro del mundo editorial te puede brindar una oportunidad o acercarte a ellas, e incluso enseñarte mucho más sobre escribir.

Y no hay mucho más misterio en cómo gané las primeras visitas en mi web y aparecí en Google.

Si sigues trabajando en tu página web, seguirá apareciendo más información interesante en los buscadores como tus libros. Por ejemplo, el hecho de vender mi libro por Amazon y que tenga su propia página web aquí, ha hecho que con el tiempo Google entendiera que se tratara de un libro y lo muestre como tal. No hice mucho más, aunque podría acelerar el proceso con datos estructurados.

¿Pensabas que era más difícil aparecer en Google y ganar visitas? 👇 Comenta más abajo 👇

Si te gustó, comparte...
1 comentarios
  1. ¡Muchas gracias por la información! Soy una escritora en las tinieblas que ha estado pensando cómo darse a conocer, este artículo me ha sido muy útil para tener una idea de cómo empezar :) (y da la coincidencia que estoy aprendiendo a programar para este fin jaja). Saludos♥

    ResponderEliminar
Mi blog, mi casa y mi única norma: no permito ninguna representación de odio ♥